Bolívar derrotó este miércoles a Blooming con goles de Sagredo (46'), Savio (57') y Miranda (68' y 78' de penal). En el global es 7-2 por la victoria de los paceños en el duelo de ida disputado en Santa Cruz. El domingo se jugará el partido por el título.

8 de junio de 2022, 21:55 PM
8 de junio de 2022, 21:55 PM

Bolívar acabó este miércoles con la ilusión que tenía Blooming de llegar a la final del torneo Apertura. La academia paceña, que había ganado el partido de ida de las semifinales por 2-3, derrotó este miércoles en La Paz a los celestes cruceños por 4-0.

José Sagredo (46'), Bruno Savio (57') y Bruno Miranda (68' y 78' de penal) marcaron los goles del dueño de casa, que disputará el título del torneo el próximo domingo ante otro representativo paceño, The Strongest, que en esta jornada derrotó a Palmaflor en Cochabamba por 1-2.

Blooming fue claramente superado este miércoles. Su actitud de presionar y mostrar una actitud ofensiva duró solo el primer tiempo. Bolívar lo fue desgastando poco a poco con un asedio incesante, que mermó la energía de un cuadro cruceño, que utilizó el contragolpe como arma para llegar a la portería de Rubén Cordano, que tuvo una jornada tranquila más allá de los errores que cometió cuando intentó salir rápido desde su arco.

El gol de Sagredo, que lo marcó cuando se jugaba un minuto de descuento, fue premio al esfuerzo que hizo Bolívar para buscar el triunfo en su reducto.

No sorprendió porque Blooming jamás pudo adueñarse del control de la pelota pese al esfuerzo de sus jugadores, que batallaron para equiparar fuerzas.

El gol de Bruno Savio, a los 57 minutos, fue un testimonio de la fragilidad que los visitantes empezaron a mostrar con más notoriedad en el complemento, pues previo a la gran definición del brasileño Roberto Fernández y Alex Granell se encargaron de internarse por el área rival en una magistral jugada colectiva.

Dos minutos después, Blooming generó la única jugada más clara de gol que tuvo en el partido. El remate de Jefferson Tavares terminó en el travesaño y en el rebote Arismendi estrelló la pelota en uno de los postes del arco enemigo.

Después, Bolívar se adueñó completamente del espectáculo. El volante español Alex Granell, la figura del partido, se encargó de manejar los hilos del partido, cediendo incluso el pase a Bruno Miranda que marcó el tercer gol a los 68’.

Miranda ingresó en el segundo tiempo. Su presencia reforzó el ataque de Bolívar. Anotó también el cuarto, a los 78’ y de penal, aunque debió ejecutarlo Javier Uzeda, ya que fue a quien Santos Navarro le cometió falta cuando el ex Tahuichi se internaba en el área.