Escucha esta nota aquí

Bolívar retomó la senda de los triunfos. Los celestes golearon este sábado a Wilstermann por 4-0 en partido correspondiente a la fecha 12 del campeonato.

Roberto Fernández (3’), Bruno Miranda (9’) y un doblete de Álvaro Rey (24’ y 34’) fueron los autores de las conquistas.

La academia paceña aseguró la victoria en el primer tiempo. Su juego vertical ocasionó que a los 3 minutos se ponga en ventaja con una gran jugada del lateral Roberto Carlos Fernández, quien se anticipó a Alejandro Meleán y ante la salida de Rodrigo Banegas definió por encima del golero aviador.

Tras esta conquista se esperaba la reacción de la visita. No pudo porque careció de una propuesta futbolística que incomode a la zaga celeste. Lo poco que generó ofensivamente el equipo cochabambino se dio a los 7 minutos, cuando Serginho no definió bien después de un pase de Gilbert Álvarez.

Bolívar aumentó a los 9 minutos mediante Bruno Miranda en una jugada que nació de los pies de Fernández, el jugador más incisivo por izquierda.

Los aviadores  no pudieron superar el duro trance porque le faltó dinámica en la zona de gestación. ‘Pato’ Rodríguez gravitó poco en el medio campo y Serginho intentó ser el desequilibrio en ofensiva, pero tampoco tuvo el acompañamiento necesario para hacer daño al rival.

El que no perdonó fue el local, que tuvo a un Álvaro Rey inspirado y autor de la tercera y cuarta conquista a los 24’  34’ respectivamente.

En el complemento, Diego Cagna incorporó al delantero colombiano Humberto Osorio para que acompañe en el ataque a Gilbert Álvarez. A lo mejor esta decisión del entrenador aviador debió darse desde el inicio porque Wilstermann mejoró su rendimiento, especialmente en los primeros minutos de este periodo con llegadas de Álvarez y Carlos Áñez sobre el arco de Cordano.

El partido decreció futbolísticamente en esta segunda parte. Antonio Carlos Zago intentó reforzar todas las líneas para que mejore el juego de su equipo con el ingreso de Hernán Rodríguez, César Menacho, John Garía y de Jurguen Montenegro, que debutó con la camiseta celeste.

Nada pasó, más allá de un par de remates de Menacho y del costarricense, que Rodrigo Banegas tapó con solvencia.

Bolívar no volvió a ser incisivo en esta etapa y Wilstermann tampoco propuso algo diferente para cambiar la historia a un partido, que posibilita que el local sume tres puntos valiosos que lo ponen tercero en la tabla y agudizan la crisis de los cochabambinos que son antepenúltimos.


Comentarios