Escucha esta nota aquí

Bolívar es el campeón del torneo Apertura de la División Profesional del fútbol boliviano. El equipo dirigido por el brasileño Antonio Carlos Zago se impuso en la final a su clásico rival, The Strongest, por 3-0. El partido se disputó en el estadio Hernando Siles de La Paz con cerca de 40.000 espectadores en las graderías.

La academia celeste comenzó el cotejo como torbellino ya que abrió la cuenta antes de los 25 segundos de juego por intermedio del brasileño Francisco da Costa. Prácticamente fue como que la final se hubiese iniciado con el 1-0 a favor de Bolívar con ese gol de camarines.

Diego Wayar cometió un error al perder la pelota en la zona defensiva ante la presión de Sávio. El brasileño envió un centro y en el primer palo apareció su compatriota Da Costa para conectar de cabeza y batir al arquero Guillemo Viscarra que nada pudo hacer para evitar el gol.

El tanto fue como baldazo de agua fría para los atigrados que no se esperaban comenzar la final recibiendo un gol tan tempraneramente y le costó salir del shock, ya que Bolívar estuvo más cerca del segundo que The Strongest del empate.

A los 23 minutos, el uruguayo Rodrigo Amaral de bajo rendimiento perdió una pelota que por poco terminó siendo el segundo gol de los celestes de no ser por Viscarra que sacó a relucir sus buenas condiciones.

Pocos minutos después, el árbitro del partido Dilio Rodríguez cobró penal para la academia por una falta de Jeyson Chura que para los jugadores de The Strongest fue fuera del área y por eso ensayaron algunos reclamos al juez chuquisaqueño.

Francisco da Costa se puso frente al balón y sacó un remate junto al poste izquierdo del arco de Viscarra, que pese a haberse jugado a ese sector no pudo interceptar la pelota y el 2-0 llegaba a los 32 minutos.

Para el segundo tiempo se quedaron en vestuarios los dos jugadores que cometieron errores para los goles de Bolívar: Wayar y Chura. El DT Cristian Díaz mandó en lugar de ambos futbolistas a Martín Prost y Henry Vaca, dos hombres con vocación ofensiva.

The Strongest no mejoró, Bolívar era superior y era cuestión de esperar el tercer gol de los celestes, que llegó a los 69 minutos, por intermedio de Bruno Sávio.

La jugada la iniciaron Da Costa y Gabriel Villamil, este último levantó el centro y Sávio le ganó a Richet Gómez para conectar de cabeza y decretar lo que ya era una goleada por 3-0.

Los atigrados, que no jugaron de acuerdo a sus antecedentes, comenzaron a golpear de forma mal intencionada y desleal a sus rivales, y varios de ellos merecieron ser amonestados con tarjeta roja, pero el árbitro Dilio Rodríguez decidió perdonar.

Apenas sonó el silbato del juez del encuentro decretando el final del partido, el estadio Hernando Siles se pintó de color celeste, por un nuevo título y una nueva estrella que suma la academia y, nada más y nada menos, que goleando a su clásico adversario.

Los detalles...


Comentarios