Escucha esta nota aquí

La recta final dio de qué hablar. Al minuto 85, un gol de Vladimir Castellón le dio el triunfo a Bolívar sobre Always Ready (0-1), este sábado en el estadio Municipal de El Alto. Con este triunfo, la academia paceña sumó nueve unidades y se colocó como escolta del líder, Wilstermann (12).

Aunque el principal protagonista del partido fue el árbitro Raúl Orosco que cobró un penal a favor del local sobre el final del partido que causó un tremendo embrollo. La controversia se dio porque el juez en una primera instancia no lo cobró, y luego sí, pero intentó hacer la señal típica del VAR y luego indicó que fue alertado de la falta por el auricular.

Durante el primer tiempo las ocasiones claras de gol fueron contadas con la mano: apenas tres. El local llegó en dos oportunidades gracias a Marcos Ovejero, su principal referente en la ofensiva. La primera fue tras un centro de Árabe, que el artillero no logró conectar bien (17') y la segunda un mano a mano fallido (45').

La única jugada de peligro de la academia en la primera parte obra de Félix Cárdenas, que recibió el balón solo en el área y sacó un derechazo que salió a centímetros del arco millonario. El arquero Olivares no reaccionó y se quedó viendo cómo la pelota salió por un lado.

El segundo tiempo fue más de lo mismo - pocas jugadas claras - hasta que al minuto 85, Juan Carlos Arce realizó una buena jugada individual por la banda izquierda y mandó un centro para que Castellón reciba y controle el balón en el centro del área. El artillero sacó un zurdazo, que no pudo contener el portero Olivares. Fue el 0-1.

Los últimos minutos el técnico Julio César Baldivieso decidió meter todo su arsenal ofensivo al hacer ingresar a William Ferreira (por Luis Copete). Aunque en este momento no sabía que sería el uruguayo el 'malo de la película' en la tarde de fútbol en El Alto.

Tras el tiempo reglamentario cumplido, se adicionó cinco minutos y justamente a los 95' se desató la polémica. Una jugada entre el defensor celeste Orellana y el volante millonario Carlos Suárez dentro el área, no fue cobrada falta por el árbitro Orosco.

El técnico Julio César Baldivieso le reclamó al cuarto juez, Luis Yrusta, con un empujón en el pecho que provocó su expulsión. Casi enseguida el árbitro central, comenzó a hacer la típica seña del VAR, se da cuenta, se toca el auricular y señala la pena máxima a favor del local.

Esta determinación sorprendió a los celestes y provocó el enojo de jugadores y cuerpo técnico, que le reclamaron airadamente por casi 10 minutos. Tuvieron que intervenir los efectivos policiales para resguardar a la terna arbitral. "No sé quién le dijo de arriba que lo cobre (el penal), él (árbitro) está confundido porque hizo la seña del VAR", dijo en ese momento el técnico César Vigevani.

Al minuto 105, pese a los reclamos, se dio cumplimiento a lo determinado por el juez y se paró Ferreira al frente del balón. El delantero uruguayo hizo estrellar el tiro en el palo derecho del arquero celeste, Leonel Moreira. El árbitro acabó el partido de inmediato y los celestes festejaron por partida doble.


 

Comentarios