Escucha esta nota aquí

Este viernes (20:30) se pone en marcha una nueva ilusión en el fútbol boliviano. La selección nacional debutará en las eliminatorias del Mundial Catar 2002. Lo hará de visitante y nada menos que ante Brasil, que empieza un largo camino de alzar su sexta Copa del Mundo.

Han pasado 26 años de la gloriosa clasificación de Bolivia al Mundial de Estados Unidos en 1994. De ese tiempo a esta parte solo se registran malas campañas, producto de la falta jerarquía del equipo nacional, de figuras descollantes como ocurrió con el seleccionado que dirigió el español Xabier Azkargorta y de la desorganización que ha caracterizado a la administración de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) en los últimos tiempos.

Es lo que ocurre hoy con este representativo nacional que dirige el venezolano César Farías, que se preparó en un  ambiente caótico debido a una dirigencia dividida por la dualidad de poder en la FBF. Esto incluso originó que Farías encare el debut sin jugadores de Bolívar, Wilsetrmann y Oriente Petrolero, que no quisieron ceder a sus jugadores convocados.

Más de 50 días ha tenido esta selección para preparar el partido, aunque sin partidos amistosos. De todas maneras, el DT en las pocas declaraciones públicas que hizo en estos casi dos meses hizo hincapié en la motivación que en el plantel y la buena preparación física.

A último momento, Farías optó por llevar al volante Boris Céspedes, del Servette de Suiza, y dejó en la concentración de La Paz a Raúl Castro y Junior Sánchez, de quienes se creía que estaban en los planes de Farías para el duelo ante la Canarinha.

Al parecer, la idea del estratega de la Verde es poblar el medio campo con hombres de un gran desgaste físico para frenar la dinámica que quizás quiera imponer el dueño de casa en el Neo Química Arena de San Pablo, escenario deportivo en el que se jugará esta noche desde las 20:30, hora de Bolivia.

“Estamos preparados para correr mucho y para proponer buen juego”, dijo el miércoles el arquero Carlos Lampe.

Después del duelo ante Brasil, la selección recibirá en el estadio Hernando Siles de La Paz a Argentina (16:00).

Neymar es la duda en Brasil

Sin la magia de Neymar garantizada, Brasil, campeona de América en 2019, debutará ante su gente. El atacante y capitán de la ‘verdeamarela’ encendió las alarmas en la concentración brasileña. El astro del PSG aquejó dolencias en la zona lumbar y abandonó el entrenamiento del miércoles en Rio de Janeiro.

La baja del astro de 28 años cargaría la responsabilidad de la ofensiva sobre los hombros de Philippe Coutinho, Everton 'Cebolinha' y Roberto Firmino.

Los cuatro encabezaban las prácticas de Tite, en lo que parece un cambio del tradicional módulo 4-3-3 al 4-2-3-1, con 'Ney' de mediapunta, Coutinho por una banda, Everton por la otra y Firmino de nueve.

Luego de abandonar el entrenamiento, Neymar, cuya carrera ha sido opacada por lesiones y sanciones recurrentes, fue reemplazado por Everton Ribeiro. Si no es el hombre del Flamengo, Tite puede sustituirlo con el recuperado Richarlison o con Rodrygo.

La eventual ausencia de Neymar se sumaría a las bajas por lesión del portero Alisson y del ariete Gabriel Jesús. Por falta de ritmo, el comandante brasileño dejó por fuera a figuras como el capitán Dani Alves, Arthur, Vinicius Jr o Alex Sandro.

Aunque el referente falte, el peso de la plantilla y la historia mantienen a Brasil como el favorito de siempre ante Bolivia.

"No me preocupa el favoritismo, y sí mostrar evolución", afirmó el central Marquinhos.

- Pinceladas de renovación -

La artillería pentacampeona es prácticamente la misma que se consolidó desde la Copa América, con la salvedad de la ausencia de Gabriel Jesús. Lo mismo sucede en las otras líneas.

En la defensa, el veterano Thiago Silva formará dupla con Marquinhos. Sin Dani Alves, Danilo haría suya la derecha y Renan Lodi, del Atlético de Madrid, debutaría oficialmente en el lateral izquierdo.

"Va a marcarme y a ser muy gratificante empezar el juego entre los once", señaló Lodi.

En el mediocampo, Casemiro se vestirá nuevamente de mariscal. Bruno Guimaraes, bastión de la campeona en el Preolímpico Sudamericano Sub-23 de Colombia, se estrenaría a su lado tras su buen andar en el Olympique de Lyon.

Con Lodi, Guimaraes y Cebolinha, Brasil empieza a retocar el lienzo del largo camino a Catar en posiciones sensibles que durante años tuvieron nombre propio: Marcelo, Fernandinho y Willian. Weverton ocuparía la plaza de Alisson. 

El choque contra los bolivianos será el aperitivo antes de enfrentar a Perú, en Lima, el martes.

-  Alineaciones probables:

Brasil: Weverton - Danilo, Marquinhos, Thiago Silva, Renan Lodi - Casemiro, Bruno Guimarães - Philippe Coutinho, Neymar (Everton Ribeiro), Everton 'Cebolinha' - Roberto Firmino. DT: Tite.

Bolivia: Carlos Lampe - Jesús Sagredo, José María Carrasco, Gabriel Valverde, José Sagredo - Carlos Áñez, Boris Céspedes, Diego Wayar, Antonio Bustamante, Jhasmani Campos - Carlos Saucedo. DT: César Farías.

Árbitro: Leodan González (URU).