Escucha esta nota aquí

La selección boliviana tendrá todo su poderío en ataque para la segunda fecha de las eliminatorias sudamericanas, cuando reciba a Argentina, el 13 de octubre. Para ese día, estarán disponibles los atacantes Marcelo Martins (Cruzeiro de Brasil) y Jaume Cuéllar (SPAL, de Italia).

Los dos llegarán a La Paz el lunes para cumplir un periodo de 48 horas de aislamiento, que es parte del protocolo de seguridad que exige la FIFA, para comenzar a entrenarse el 7 de octubre. Ese día, el grupo de la selección boliviana que visitará a Brasil, el 9 de octubre, ya estará en São Paulo, y sería muy difícil que ambos se integren.

Con Martins y Cuéllar, que tienen la misma estatura (1,83 metros), la verde ganará poder ofensivo y especialmente juego aéreo, un arma que, en La Paz, a 3.600 msnm, es letal. El ‘Matador’ tiene bastante experiencia en eliminatorias, pues ya ha jugado las clasificatorias para los mundiales 2010, 2014 y 2018, anotando 12 goles.

Para Cuéllar es su primera convocatoria, y si lo dispone el DT César Farías podría debutar en las eliminatorias frente a la Argentina de Lionel Messi. El atacante se convirtió en la temporada pasada en el primer boliviano en jugar en el calcio. Este año su equipo, el SPAL, disputa la segunda categoría de Italia.

Los legionarios que utilizará Farías en las dos primeras fechas de las eliminatorias suman cinco. Los restantes son: Leonardo Zabala, defensor del Palmeiras, de Brasil; Boris Céspedes, volante del Servette FC, de Suiza; y Alejandro Chumacero, mediocampista del Puebla, de México.

Los tres últimos estarán disponibles para los dos partidos de la Verde, contra Brasil, de visitante, y frente a Argentina, de local. El 5 de octubre se unirán a la concentración los 25 convocados de Wilstermann y Bolívar (están disputando la Libertadores), clubes que cumplirán con la exigencia de la FIFA de ceder a sus convocados con cinco días de anticipación. De este grupo saldrá la base para recibir a la albiceleste.