Escucha esta nota aquí

Los números están a favor de Brasil en lo que a eliminatorias mundialistas se refiere. Bolivia ha visitado en siete oportunidades a la Canarinha, logrando dos empates y retornó derrotada cinco veces. La Verde nunca ha ganado en terreno brasileño y aunque es complicado vencer en su casa a una de las selecciones más poderosas del mundo, la ilusión de materializar una hazaña está intacta.

El primer empate en suelo brasileño fue obtenido en 1985, en las eliminatorias al Mundial México 1986, el partido finalizó 1-1; mientras que el segundo se dio en 2008, de cara al Mundial Sudáfrica 2010, cuando el encuentro terminó sin goles.

Tomando en cuenta todos los compromisos de eliminatorias entre estas dos selecciones, lanzan la cifra de 15 enfrentamientos: siete en Brasil, otros siete en Bolivia y uno en cancha neutral (Colombia).

En total Brasil ha ganado en ocho oportunidades, Bolivia lo ha hecho en tres ocasiones y se han registrado cuatro empates. La Verde tiene 12 goles a favor y ha recibido 38 en contra.

Si tomamos en cuenta los partidos de eliminatorias, Copa América, Mundial 1930 y amistosos, ambas selecciones han jugado 30 veces, con 21 triunfos brasileños, cinco bolivianos y cuatro empates.

La selección local hoy puede marcar su gol número 100 en la historia de enfrentamientos ante Bolivia, ya que lleva 99 anotaciones a favor, mientras que la Verde le ha convertido tan solo la cuarta parte, 25 goles.

Los que lograron empatar

Conversamos con jugadores que fueron parte de los empates logrados en Brasil, tanto en 1985 como en 2008, quienes desde su óptica expresaron lo que debe hacer el combinado nacional para no retornar de Brasil con las manos vacías.

“Hay que tener orden, mucho orden. Para conseguir resultados positivos hay que ser bien ordenaditos, porque no hay que dar espacios a ese tipo de jugadores y si cada uno cumple con su función de seguro se pueden lograr unidades”, expresó Carlos Arias, que atajó en el 0-0 en 2008 y actualmente es director técnico profesional.

Otro que estuvo en ese partido es Diego Cabrera, que ingresó cerca del final en lugar de Joselito Vaca. El ‘Potro’, que ahora también es DT profesional, cree que los partidos hay que salir a ganarlos se juegue donde se juegue.

“Es muy difícil y complicado jugarle a Brasil en su casa, ya que es una de las mejores selecciones del mundo. Hay que mantener la cabeza fría y aguantar, analizar cómo se puede presentar el partido. No hay que meterse mucho atrás, tenemos que ser punzantes en los contragolpes porque la idea tiene que ser ganar, porque si vamos a buscar el empate seguro que perdemos”, dijo Cabrera.

Por su parte, Marciano Saldías, que también es DT y jugó en el 1-1 en 1985, tiene confianza en el equipo que irá a presentar César Farías, ya que la Verde cuenta con más de mes y medio de preparación, aunque sin jugar partidos amistosos.

“Hay que jugar con mucha confianza, eso lo debe tener claro cada jugador. La selección ha contado con bastante tiempo de entrenamientos y eso es muy favorable. Los jugadores brasileños tienen dos piernas, dos brazos, etcétera y los nuestros son iguales, la única diferencia es que la mayoría de esa selección juegan en Europa y vienen con ritmo”, manifestó Saldías.