Escucha esta nota aquí

Bolivia cayó ante Venezuela por 4-1 en partido amistoso disputado en el estadio Olímpico de la Universidad Central de la capital venezolana. Se esperaba que sea el partido de despegue de la Verde, pero se encontró con una escuadra local de altos quilates que superó ampliamente a los dirigidos por César Farías.

Marcaron para la escuadra local Yangel Herrera (37’), Darwin Machís (40’) y Salomón Rondón (48’ y 86' de penal). Descontó Gilbert Álvarez (55’) para la selección nacional.

La Verde aguantó hasta los primeros 25 minutos el ritmo, que impuso el rival, con jugadores de mucho oficio como Tomás Rincón y Machís, que desde el medio sector empujaron a Rondón, un delantero que tiene el arco entre ceja y ceja.

Bolivia, que intentó mantener el orden y ganar metros por medio de Juan Carlos Arce y de Leonel Justiniano, pagó caro sus propios errores como el del meta Jorge Araúz (debutante) en el primer gol venezolano. El golpe lo dio Herrera con un cabezazo que fue a parar en el fondo del arco nacional. Araúz, sin éxito, salió tarde a buscar el balón dejando desguarnecida su portería. Fue el 1-0 a los 37 minutos.

Tres minutos después llegó la segunda ‘puñalada’ de la Vinotinto. Otro error nacional, pero esta vez en la marca. Por derecha Ronald Hernández con un enganche dejó en el camino a José Sagredo, sacó un centro, que fue desviado por Rincón para el ingreso libre por izquierda de Machís (40’) que anotó el 2-0. Óscar Ribera llegó tarde a la cobertura.

Dos más del local y descuento boliviano

A la vuelta de los vestuarios, Farías no movió el tablero y retornó con los mismos titulares que terminaron en la primera parte; sin embargo, la producción nacional no mejoró y el tercero llegó con un lujo de Rondón, que aprovechó la pasividad de la zaga boliviana.

El goleador venezolano sacó una media tijera (49’) ante la mirada de Adrián Jusino, que no marcó bien al experimentado delantero llanero. La jugada nació de un tiro libre, que casualmente fue provocado por Jusino al cometer falta en contra del propio Rondón para el 3-0.

Con el triunfo en el bolsillo el local se relajó, situación que fue bien aprovechada por Bolivia para descontar. Álvarez venció (55’) a Wuilker Fariñez con un tiro cruzado que se metió por entre las piernas del meta venezolano. El pase preciso fue de ‘Conejo’ Arce, lo mejor que presentó la Verde en suelo venezolano.

Tras el descuento (3-1), Farías ordenó el ingreso de Vladimir Castellón por Arce (59’), Carlos Melgar por Sánchez (60’), Carlos Saucedo por Álvarez (68’), Carmelo Algarañaz por Paúl Arano (76’) y Leonardo Vaca por Saavedra (70’), pero las variantes no mejoraron el rendimiento colectivo y para colmo de males Melgar fue sustituido por Carlos Enrique Áñez, a los 14 minutos de haber ingresado. Salió por una molestia muscular.

En los tramos finales, Venezuela siguió dominando y esperó que se consuma el partido sellando la victoria (4-1) con un tiro penal ejecutado por Rondón, a los 86 minutos. Cómodo triunfo de los de Rudamel ante una selección boliviana con mucho por mejorar. Farías tiene el duro reto de cambiarle la cara hasta marzo de 2020, cuando se dé inicio a las eliminatorias para el Mundial de Catar 2022.