Escucha esta nota aquí

Una vez más, fue un baile. A Ecuador le tomó 20 minutos sellar su victoria 3-0 ante la Verde, que solo logró una victoria frente a la colista Venezuela en lo que va del premundial y comienza a decirle adiós a Catar-2022.

El resultado, lejos de sorprender, reproduce una tendencia: hace más de seis años que Bolivia no gana fuera de casa en partidos oficiales. La última vez fue justamente contra los ecuatorianos, el 15 de junio de 2015, en la Copa América jugada en Chile.

Es así que el sueño de revivir el breve pasaje de Bolivia por un mundial, que por clasificación solo ocurrió en Estados Unidos-1994, se hace humo. 

"Tenemos que levantarnos de esta derrota por nosotros, por nuestra familia y por nuestro querido país", dijo el arquero Carlos Lampe luego del partido, pero eso es lo mismo que los hinchas vienen escuchando casi sin excepción a lo largo del último lustro.

- Mucho dinero, resultados nulos -

Desde que el venezolano César Farías tomó la posta como entrenador de la selección a mediados de 2019, solo ha cosechado fracasos. Hasta ahora, ha podido festejar un triunfo amistoso contra Haití a poco de asumir y la reciente victoria ante una Vinotinto ya en el fondo del pozo.

El pobre desempeño de Farías, que gana por mes 75.000 dólares, según medios locales, evocó duras críticas desde varios frentes en reclamo de su cese.

Sin embargo, el presidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), Fernando Costa, advirtió el mes pasado que "no hay liquidez" para pagar la cláusula de rescisión anticipada del contrato.

De forma extraoficial, se conoce que la FBF debería pagar alrededor de 400.000 dólares para que el técnico abandone su puesto antes de la fecha acordada: marzo de 2022.

- Al borde del abismo -

A falta de 8 fechas para que culmine la clasificatoria, Bolivia necesita un milagro para revertir el inminente desenlace.

Con solo 6 unidades de 30 posibles en 10 partidos, debería ganar al menos la mitad de los encuentros restantes para acceder a uno de los 4 puestos de clasificación directa. 

Y eso solo en el escenario poco probable de que Ecuador o Uruguay -que se encuentran en tercer y cuarto lugares, ambos con 16 puntos- no ganen un solo partido desde ahora.

Sería difícil, incluso, que la Verde alcanzara a Colombia: con 14 puntos, los Cafeteros ostentan el quinto puesto de la tabla y, de mantenerse allí, el equipo caribeño accedería a una repesca intercontinental para clasificar al mundial. 

De cara al duelo ante Perú, el 10 de octubre, las estadísticas tampoco son alentadoras para Bolivia: su última victoria ante el rival andino ocurrió en 2008, en partido de eliminatorias hacia Sudáfrica-2010 jugado en los 3.600 metros de altitud del estadio Hernando Siles de La Paz, donde se encontrarán una vez más el domingo.

El equipo del capitán Marcelo Martins Moreno cerrará la ventana también de local ante Paraguay, al que venció por última vez en 2016 durante el premundial de Rusia-2018.

Comentarios