Escucha esta nota aquí

En el campeonato de primera división del fútbol de Suiza juega el boliviano Boris Céspedes. Es un mediocampista que milita en Servette FC de Ginebra, equipo que está cuarto en el torneo local (a 10 puntos del líder, ST Gallen), tras 24 fechas disputadas, y que el domingo empató en casa ante Lugano FC por 1-1.

Céspedes se convierte en el segundo jugador boliviano que vuelve a los campos de fútbol tras el mediocampista Danny Bejarano quien juega en el Lamia, de Grecia.

El domingo fue titular y disputó 71 minutos antes de ser sustituido por Ricardo Azevedo en el duelo dominical.

Según datos que DIEZ encontró de este futbolista nacional, está vinculado al Servette FC desde el 2013 y ha integrado las selecciones sub-16 y sub-18 de Suiza.

El pasado 19 de junio cumplió 25 años. Hay medios que informan que nació en Santa Cruz de la Sierra, pero el club, en su página web, informa que tiene la nacionalidad de ese país europeo.

Tiene un buen porte físico. Mide 1.81 metros y pesa 72 kilogramos. Utiliza la camiseta número 5 en el equipo granate (por el color de la camiseta de Servette FC) y se desempeña como volante ofensivo. Su contrato en su actual club es hasta el 30 de junio de 2022. La empresa que lo representa como futbolista es MandA Sports Agency.

Según la página BolivianosForExport, que se contactó con él, le entusiasma la idea de ser convocado a la selección nacional que dirige César Farías.

En octubre de 2018, según lo refleja el diario TDG de Suiza, Céspedes hizo uno de los goles más espectaculares de la temporada. Fue en el partido que el Servette superó al Schaffhausen por 2-0.

El próximo partido del Servette FC será el miércoles, a las 16:00, ante Sion, que ocupa la octava posición en la tabla de posiciones de la Superliga de Suiza.