Escucha esta nota aquí

Sorprendió con su buen juego. Bruno Miranda fue una de las figuras más sobresalientes que tuvo la selección boliviana, en el partido amistoso que la Verde ganó por 5-0, este viernes en el estadio Patria de Sucre.

El delantero de Bolívar, que llegó a este cotejo luego de superar solo unos días antes el Covid-19, se mostró permanentemente a sus compañeros pidiendo la pelota, se hizo protagonista y fue desequilibrante.

“Gracias a todo el país y a toda la gente que vino a apoyarnos en este partido, creo que nos hizo sentir como en casa, la gente estuvo muy cerca de nosotros. Decirles que estamos comprometidos como todo el país”, dijo Miranda al final del encuentro.

El futbolista, que el 10 de febrero cumplirá 24 años, asistió a Marcelo Martins para que convierta el transitorio 3-0 y como para ponerle la cereza a la torta a su buena jornada marcó el último gol del amistoso.

“Nosotros hacemos nuestro trabajo, sabemos que estamos en deuda con la gente y darle esta alegría es emocionante, porque siempre nos apoyan”, agregó.

Al final, cuando tocó agradecer, notoriamente emocionado Miranda no se olvidó de nadie. “Agradecer a mi familia, a mi esposa, a mi hijo que está recién nacido, a Marcelo (Martins), que me apoyo todo el partido para que haga un gol, a todo el cuerpo técnico y a mis compañeros”, finalizó.

Comentarios