Escucha esta nota aquí

Las cifras no cuadran en los clubes de la División Profesional de acuerdo a los ingresos que pretenden tener hasta fin de año sin un caso la temporada se reanuda en julio o agosto, una vez el Gobierno nacional lo permita por la pandemia del Covid-19.

Con calculadora en mano, los dirigentes hacen números y según el reporte que se pudo conocer de la última reunión virtual y teléfonica que sostuvieron algunos directivos, cada club necesitará, como promedio, aproximadamente 80.000 dólares mensuales para cubrir gastos que tiene que ver con logística ($us 15.000 por semana para pago de alquiler de estadios, árbitros, viajes, alimentación, etc) y la implementación de un sistema de bioseguridad para sus jugadores ($us 20.000 por mes).

La mano viene dura porque a esta cifra se tiene que sumar el salario mensual. Hasta el momento, la mayoría de los equipos han arreglado con sus futbolistas que de marzo pagarán el 50 por ciento y el 25 % de abril y mayo.

¿Qué pasará de junio a diciembre? Se prevé, si un caso se continúa con el campeonato, que los jugadores acepten al menos la cancelación de solo la mitad del salario porque la crisis económica va a persistir.

Si se aceptara, excepto clubes como Bolívar, The Strongest, Always Ready y Royal Pari, cuyas planillas menscuales sobrepasan los 200.000 dólares mensuales, el resto, que presupuesta por mes entre $us 80.000 y $us 100.000, requerirá tener en sus arcas 300.000 dólares para los últimos seis meses (de julio a diciembre) como promedio.

Esto equivale a decir que entre logística, bioseguridad y salarios cada club debe presupuestar hasta diciembre aproximadamente 780 mil dólares. ¿Podrán? 

Ese es el debate de hoy y por supuesto la gran preocupación. Entre tanto, las reuniones continúan.