Los 'Leones Indomables' intentan mantener viva la llama de Italia-1990, cuando dieron la gran campanada venciendo a la Argentina de Maradona en la primera fase

23 de noviembre de 2022, 8:57 AM
23 de noviembre de 2022, 8:57 AM

Camerún, el equipo africano con más presencias en los mundiales, y Suiza, que afronta su vigeisma segunda  participación (de 22) disputarán el jueves un duelo inédito entre dos equipos que nunca han tenido un gran protagonismo en el torneo, con los cuartos de final como mejor resultado para ambos.

Los 'Leones Indomables' intentan mantener viva la llama de Italia-1990, cuando dieron la gran campanada venciendo a la Argentina de Maradona en la primera fase y se clasificaron para los cruces, eliminando a Colombia en octavos y perdiendo con Inglaterra en cuartos, pero los más jóvenes ya no se acuerdan de aquella gesta y poco les dice el nombre de Roger Milla, el mejor jugador camerunés de la historia hasta la aparición de Samuel Eto'o.

Después de aquel histórico momento, Camerún se ha hecho un habitual en estas citas, participando en seis de las últimas ocho ediciones, contando Qatar-2022, pero sin pasar nunca de la primera fase.

En los últimos años, además, los 'Leones Indomables' apenas han dado zarpazos ni siquiera en su continente. En la última década, solo han ganado un título de la CAN (2017) y en el último torneo continental, en casa, ni siquiera llegaron a la final (3). Peor, no se clasificaron para dos ediciones (2012 y 2013), como tampoco lo hicieron para el último Mundial de Rusia.

Pocos trofeos para una de las mayores fieras del fútbol africano, que llegó a Qatar gracias a un gol en el último minuto de la repesca contra Argelia.

Con Samuel Eto'o como presidente de la federación y otra de sus leyendas, Rigobert Son, en el banquillo, Camerún trata de devolver al equipo el lustre de antaño y cuenta con un plantel con hombres que juegan en las mejores ligas de Europa, aunque sin tener una gran estrella.

- Choupo Moting en gran momento -

El portero del Inter André Onana, el centrocampista del Nápoles Franck Zambo Anguissa y los delanteros Eric Choupo Moting (Bayern Múnich), Vincent Aboubakar (ahora en el Al Nasr Riyadh saudita) y Karl Toko Ekambi (Lyon) forman la columna vertebral de un equipo, cuyo talón de Aquiles es la defensa, donde no cuenta con ningún futbolista que juegue en un gran equipo.

Camerún se encomienda al gran momento de Choupo-Moting, autor de nueve goles en sus últimos ocho partidos con el Bayern Múnich, y en la capacidad organizativa de Anguissa, que está realizando una gran temporada en el imparable Nápoles, para clasificar en un grupo G en el que los dos grandes favoritos son Brasil y Serbia.

Por ello parece más determinante aún el resultado del partido contra Suiza, ya que el equipo derrotado quedará al borde del abismo.

Como Camerún, Suiza es otro de los habituales en la Copa del Mundo, con 12 participaciones (de 22) y unos cuartos como mejor resultado (1934, 1938 y 1954), aunque en tres de los últimos cuatro mundiales (salvo 2010), siempre superó la primera fase para caer en el primer cruce.

A la generación dorada de la 'Nati', liderada por Xherdan Shaqiri, Granit Xhaka y el arquero Yann Sommer, parece ya mayor como para lograr ahora lo que no pudo en anteriores ediciones, aunque el equipo, ahora bajo la batuta de Murat Yakin, cuenta también con un 'León Indomable' para rugir en Catar: Breel Embolo.

A sus 25 años, y tras haber participado ya en Rusia-2018, el actual delantero del Mónaco, nacido en Camerún, parece llegar en su momento de madurez para guiar el ataque suizo.

De sus goles dependerá en gran medida las opciones de la 'Nati' en Qatar.