Escucha esta nota aquí

Carlos Borja, quien fuera el eterno capitán de la selección nacional y de Bolívar, criticó a la dirigencia del fútbol boliviano, pues considera que los intereses y la ambición de poder están perjudicando al más popular de los deportes en nuestro país. Cree que el fútbol boliviano ha tenido un retroceso y que ese aspecto es más latente en la dirigencia.

“Lamentablemente qué se puede hablar de la dirigencia, qué se puede decir de la dirigencia, que cada vez está peor. El fútbol boliviano ha retrocedido en todo aspecto, pero creo que la dirigencia es la que más ha retrocedido, no hay comentario para poder calificar la actitud de la dirigencia porque realmente es lamentable. Es reprochable bajo todo punto de vista y deja ver la ansiedad y la ambición que tienen por llegar al poder sin pensar en el fútbol boliviano”, expresó el popular ‘Pichicho’.

El mundialista sostiene que no hay desprendimiento de parte de la gente que está a cargo del fútbol y que tienen una “visión mediocre de lo que es ser dirigente”, por eso considera que sería bueno que el Gobierno participe en las decisiones que se toman en torno al fútbol boliviano.

“El Gobierno tiene que participar en las decisiones del fútbol y no se trata de una intervención, se trata de que participe potenciando a todas las instituciones del país y sobre todo a las del fútbol profesional, de tal manera que no tengan problemas económicos y se regularicen en el tema legal. Al final de cuentas el fútbol es un fenómeno social que afecta incluso en el ánimo de los hincha, entonces sería bueno que el Gobierno participe. Ya se ha sentado jurisprudencia, por ejemplo, respecto a lo que pasó en Perú, donde el estado, a través de la FIFA, hizo una intervención del fútbol y ahora ese país paulatinamente está recuperando su fútbol”, expresó Borja.

Apoyo a la Verde

Carlos Borja defendió la casaca de la selección nacional en 88 partidos, entre amistosos y oficiales, por lo tanto, tiene la experiencia de haber enfrentado en varias oportunidades a Brasil. En ese sentido se refirió al encuentro que mañana sostendrá Bolivia ante la Verdeamarilla, en el inicio de las eliminatorias.

“A pesar de las circunstancias y los problemas que han atravesado los jugadores de la selección, tienen la gran oportunidad de mostrar su carácter, su entereza, sobre todo las ganas dentro del campo de juego, con una actitud importante, yo creo que a pesar de todos los obstáculos que han vivido ellos tienen la fortaleza de salir adelante”, manifestó.

Borja analizó los pro y los contra de la selección boliviana durante su etapa de preparación de cara al compromiso de mañana con Brasil, a disputarse en la ciudad de San Pablo.

“Jugar ante Brasil es complicado, porque es un eliminatoria atípica y un partido raro, ya que Bolivia llega sin la oportunidad de haber jugado un partido de prueba por lo menos, eso significa no tener ritmo y de paso se va a enfrentar a una selección que tiene mucha jerarquía y están con ritmo, porque prácticamente casi todos juegan en Europa y están en competencia y los que juegan en Brasil también están en competencia, quizá el jugar sin público pueda favorecer a nuestra selección, pero todo pasa por el rendimiento en la cancha”, agregó.

‘Pichicho’ Borja espera ver a una Bolivia bien preparada en la parte física, porque si bien no jugó partidos amistosos de preparación, al menos tuvo más de un mes y medio de trabajo en Santa Cruz y La Paz.

En las prácticas y en los partidos se encuentra el automatismo en los jugadores y en el estilo de juego, no he tenido la oportunidad de ver el trabajo de (César) Farías, pero esperemos que se haya logrado eso”, finalizó.