Escucha esta nota aquí

Regresó este martes la selección de Brasil, tras quedar fuera de la primera fase de la Copa América. 

Uno de los jugadores más requeridos por la prensa fue el arquero Carlos Lampe porque tuvo un gran rendimiento en los tres partidos que fue titular y especialmente por la charla, con un abrazo de por medio, que tuvo con Lionel Messi cuando ambas selecciones se dirigían a los camarines después del encuentro en Cuiabá.

El portero cruceño de Always Ready contó que la buena onda con el ‘10’ del Barcelona nació por los partidos que han sostenido Bolivia y Argentina.

Lampe tuvo el lunes, antes los argentinos, destacadas intervenciones, varias de ellas del capitán de la albiceleste que marcó dos de los cuatro goles de su selección.

En el penal le dije que lo esperaba para taparle el remate, pero definió bien. Pensé que iba a patear fuerte y por el centro. Después del partido nos felicitamos y nos deseamos lo mejor. Admiro su humildad y creo que lo fundamental es la persona, todos vamos a dejar de ser futbolistas pero la persona queda. Y como jugador, el mejor”, expresó.

Lampe hizo una balance de la participación boliviana en la Copa América. El golero considera que la Verde creció como equipo porque se animaron a proponer un mejor juego e intentaron presionar a todos los rivales.

 “Tenemos que mejorar mucho más. Hay que consolidar el trabajo en defensa, ser intensos en la marca y ajustar un poco más la presión, porque si presionamos bien salen cosas importantes como el gol a Argentina”, sostuvo.

Comentarios