Escucha esta nota aquí

César Renato Baena se sumó en Estados Unidos al cuerpo técnico de la selección nacional a pedido del entrenador César Farías. El exarquero venezolano tendrá una función muy importante en la preparación de los arqueros, tarea que aprendió y que conoce a la perfección por su pasado cumpliendo ese rol durante su extensa carrera futbolística.

Este corpulento hombre, de 1,88 metros de estatura y nacido hace 57 años en Caracas, jugó en Oriente Petrolero a finales de los años 80. Recuerda que en 1989 llegó al club refinero nada menos que para reemplazar al gran Carlos Leonel Trucco.

Baena sigue de cerca a Viscarra durante una práctica este fin de semana en Estados Unidos. Foto. Roly Callaú

Habla de esa época difícil como si fuera ayer. Recuerda algunos nombres de sus excompañeros como Roberto Brunetto, Carlos Gabriel Amodeo y Marciano Saldías. Jugó apenas un año en el equipo albiverde porque tuvo que volver a su país, obligado por una lesión.

Se retiró finalmente en 2002 y en adelante estudio para ser entrenador de fútbol y preparador de arqueros. Trabajó con Farías en la selección venezolana durante todo el proceso que comandó el ahora técnico de The Strongest en su país. Se conocen desde entonces y luego de Venezuela se fueron para México, a los Xolos de Tijuana.

Como en esta nueva experiencia con la selección se necesitaba un arquero, César Baena vuelve a tomar contacto con Bolivia, pero esta vez no como arquero, sino como un consejero y transmisor de energías positivas en el trabajo de los jóvenes. "Me gusta lo que hago, por eso estoy aquí", dijo César, mientras intercambiaba un saludo con Guillermo Viscarra, desde ahora su alumno.

Comentarios