Escucha esta nota aquí

César Farías, entrenador de la selección nacional, denunció que en el fútbol boliviano hay un plan de desestabilización y confusión en su contra para obstaculizar el desarrollo del plan de preparación para las eliminatorias mundialistas.

Lo dijo en los aproximadamente diez minutos de conferencia de prensa que ofreció este martes en el estadio Hernando Siles, tras la finalización del partido en el que Bolivia perdió ante Argentina por 1-2.

“Hay un plan de desestabilización y confusión; aparecen supuestas denuncias y como entrenador tengo que soportarlo y tolerarlo porque me comprometí con el señor Salinas (César), pero que a veces dan ganas de decir algunas cosas que no son buenas para el fútbol boliviano; somos parte del fútbol boliviano y mi labor en estos momentos no es pelearme con nadie o desenmascarar a la gente incorrecta. Tengo que aguantar con dignidad y responder con trabajo”, sostuvo el venezolano, quien admitió que el 1-2 ante los albicelestes fue una derrota dolorosa.

Farías repitió lo que dijo después de la caída en el debut, ante Brasil, en San Pablo. Que los jugadores no son culpables de la derrota sino él, pues sostiene que sus dirigidos se dieron íntegros según sus posibilidades.

“No se nos dieron las cosas como queríamos. Ha sido difícil por las circunstancias anteriores a este partido e incluso antes de comenzar a entrenar. Todos los días sorteamos dificultades como la no cesión de jugadores y otras cosas que ni siquiera se hicieron públicas.  Ayer, la policía estuvo en el  hotel, hoy se mandó al bus a buscar unas etiquetas que faltaban y después llaman al coordinador, durante el calentamiento, que debía presentarse a la fiscalía. Cosas como estas ocurrieron. Es difícil, aquí es Bolivia contra Bolivia; difamaciones van, difamaciones vienen. No lo quiero utilizar como excusa, para nada, porque siempre he asumido la responsabilidad”, subrayó.

Sobre el triunfo de Argentina y el juego que desplegó la selección respondió que su rival ganó con merecimientos y admitió que se equivocó en el planteamiento del partido.

“Nos ganaron con fútbol, nos ganaron con un mal planteamiento mío seguramente, pero los jugadores no son culpables. Ellos hicieron su mejor esfuerzo. Ahora, ojalá pueda volver el campeonato, ojalá pueda volver la cordura y entender que esto cambió mucho. Yo llegué con el señor Salinas y después vino todo esto de la pandemia. Soporté todas estas adversidades y lamentablemente se nos fue (Salinas)”, dijo Farías y al mismo tiempo destacó el apoyo que viene recibiendo del comité ejecutivo de la FBF.

“Hay personas que nos han ayudado en esta etapa de preparación; hay que reconocerlo. Yo no tengo parte política en todo esto, pero el comité ejecutivo hizo todo lo posible para que nuestra preparación sea buena. No se pudo jugar partidos amistosos, soportamos controversias todos los días, como el problema que tuvimos para salir de Santa Cruz porque estaban bloqueadas las cuentas. Todos los días hubo novedades de este tipo. No es fácil y esto nos absorbió un poco”.

 ¿Qué sigue después de estas dos derrotas, tomando en cuenta que en noviembre se debe jugar otros dos partidos por las eliminatorias? Se le consultó.

“Hoy día no sabemos qué vamos hacer para el mes que viene. No sabemos cuándo empezará el campeonato, no sabemos si podemos concentrar con el tiempo debido. Sobre la crisis tenemos que ir tomando decisiones, que a veces no son las que pretendemos. De todas maneras, en estos momentos tenemos que ser fuertes, tenemos que seguir soportando todo, que ya llegará el momento en que vamos a salir adelante. Para nadie es un secreto que se dejó escapar una oportunidad importante de sumar nuestra primera victoria en casa, pero las circunstancias no cambian el objetivo, tampoco el plan que tenemos”, respondió Farías y adelantó que en las próximas horas debe reunirse con el comité ejecutivo de la FBF para abordar diversos aspectos.