Escucha esta nota aquí

Bolivia hizo lo suyo en las últimas fechas, ganó puntos que la pusieron nuevamente en carrera, y aguarda con ilusión y esperanza las últimas fechas en las eliminatorias. Empezando el partido con Perú, en Lima, a disputarse este jueves.

Sin embargo, César Farías tocó un tema sensible a horas de esos encuentros decisivos. El entrenador de la selección nacional señaló que los encuentros se juegan dentro de la cancha, pero también se juegan afuera.

El venezolano puso sobre la mesa algo que se comentaba mucho en otras épocas, la influencia que pueden ejercer algunos para favorecer a los más fuertes en caso de ser necesario, en detrimento de los más débiles.

“Hay una realidad que nadie dice pero existe, se juega fuera de la cancha y (en Venezuela) no teníamos el peso, es una gran realidad. Cuando te sientas con los grandes jerarcas te dice, ‘huy, qué trabajo que hicieron’, pero no los iban a dejar llegar”, dijo Farías en una entrevista que le realizó Erasmo Provenza, comunicador venezolano que radica en Estados Unidos, en Instagram hace un par de días.

El entrenador habló de muchas cosas en una larga nota, que en su parte final tuvo a la selección boliviana como tema principal.

Es uno de los entrenadores con mayor experiencia en el fútbol sudamericano dirigiendo selecciones, solo superado por el Maestro Washington Tabárez, Francisco ‘Pacho’ Maturana, y Marcelo Bielsa.

“Las cosas se manejaban así, han cambiado y esperemos que no queden esas secuelas, todos nos jugamos cosas muy importantes”, agregó, apoyado en su experiencia como director técnico de Venezuela, a la que dirigió 86 partidos, muchos de ellos en eliminatorias. Con Bolivia lleva 12 en el pre Mundial y 29 en total.

Pese a los temores de las influencias externas, Farías se refirió al buen momento y al excelente ánimo que reina en el seleccionado nacional y en el país a raíz de los triunfos logrados en los últimos partidos.

“Estamos envalentonados, pero eso no nos descontrola; los jugadores están bien centrados y hay convencimiento en lo que hacemos; (el equipo) sabe sufrir, sabe que no le van a regalar nada y a eso es lo que estamos apostando”, sostuvo el llanero.

En cuanto a las posibilidades del equipo boliviano en Lima, señaló que “más allá de que el imaginario colectivo sea que nosotros perdamos en Lima, hay mucha fe. Sabemos lo que nos estamos jugando ante un gran seleccionado”.

En la despedida, César Farías habló de una selección boliviana que desborda confianza, convicción y humildad, pero que aguarda lo que viene “sabiendo que se juega fuera de la cancha”.


Comentarios