Escucha esta nota aquí

El Real Madrid acaricia las semifinales de la Liga de Campeones tras imponerse 3-1 al Liverpool, con doblete de Vinicius, este martes en la ida de cuartos de final del torneo continental en el estadio Alfredo Di Stéfano.

El brasileño abrió el marcador (27), Marco Asensio amplió la cuenta (36), antes de que Mohamed Salah marcara el 2-1 (51), pero Vinicius repitió para poner el 3-1 (64), que da a los merengues ventaja para la vuelta en Anfield la próxima semana.

El equipo blanco volvió a mostrarse fiable en su competición fetiche ante un Liverpool que despertó en la segunda parte, tras una primera en la que no inquietó la portería de Thibaut Courtois.

Con velocidad y precisión en los pases, el Real Madrid superó a un Liverpool, que trató de presionar arriba la salida del balón, lo que aprovecharon los locales para poner balones largos a la espalda de los defensas.

El Real Madrid fue letal por los costados por donde aparecían Vinicius y Marco Asensio, buscando los precisos pases de Toni Kroos, catalizador del juego merengue junto a Luka Modric.

- Vinicius abre el camino -

Al cuarto de hora, Vinicius avisó con un cabezazo demasiado cruzado, pero a la media hora, el brasileño controló en carrera un pase en profundidad de Kroos para marcar ante la salida del portero Alisson Becker (27).

Vinicius, en su noche soñada, fue un auténtico dolor de cabeza para la defensa de los Reds con sus entradas en velocidad.

El tanto aumentó las dudas del Liverpool, muy impreciso en sus pases, sin apenas lograr conectar con sus hombres de ataque Mohamed Salah, Diogo Jota y Sadio Mané.

En medio del marasmo inglés, Kroos volvió a poner un pase largo, que despejó mal Alexander-Arnold poniendo el balón franco a un solitario Asensio que superó por alto a Alisson en su salida (36).

El gol fue un mazazo para un equipo inglés que en la primera parte no disparó ni una sola vez entre los tres palos.

Muy enfadado en la banda, el técnico Jurgen Klopp no dudó en mover el banquillo a falta de sólo tres minutos para el final de la primera parte, metiendo a Thiago Alcántara por Keita (42) para tratar de recuperar el control de la pelota, monopolio del Real Madrid en los primeros 45 minutos.

El Liverpool salió mucho más intenso en la segunda parte, presionando hasta que logró recortar distancias en un disparo de Jota en el área.

La pelota, tras chocar en el cuerpo de Modric, quedó muerta a los pies de Salah en boca de gol para hacer el 2-1 (51).

- Otra vez Vinicius -

El tanto tranquilizó al Liverpool, que tras un arranque intenso, calmó el juego buscando construir ante los momentos de mayor desconcierto del Real Madrid, que pronto volvió a poner más tierra de por medio.

Vinicius aprovechó un pase de Modric al punto de penal, donde el brasileño puso el 3-1 a la media vuelta (64). 

A menudo criticado por su falta de claridad a la hora de decidir ante el arco contrario, Vinicius hizo uno de sus mejores partidos en un encuentro crucial para el Real Madrid.

Con el 3-1 en el marcador, Zidane metió músculo y aire en el centro del campo con la entrada de Federico Valverde por Asensio (70) para controlar el encuentro.

El Liverpool se lanzó al ataque en los últimos minutos rompiendo el partido, pero sin lograr modificar el marcador.

La victoria da tranquilidad al Real Madrid de cara a la vuelta y moral para el crucial encuentro de Liga contra el Barcelona del sábado.

Comentarios