Escucha esta nota aquí

En el minuto 90, una arremetida por izquierda de Mbappé, hizo posible con un pase preciso que Neymar remate sobre el arco del Bayern y en el tránsito de la pelota Choupo-Moting no pudo cachetearla para enviar la redonda al fondo de la red. 

Fue una jugada electrizante, pues el atacante del PSG estuvo a escasos centímetros de lograr su cometido y originar así el alargue. Metió el pie, pero a destiempo.

Fue lo más claro que generó el equipo francés en los últimos instantes del encuentro, que terminó a favor de los alemanes que conquistaron su sexta corona, aunque esta vez de manera invicta.