Escucha esta nota aquí

Por Chino Tapia

El Norte cruceño es zona de gran producción agropecuaria de Santa Cruz, pero también cuna de equipos de fútbol que han marcado historia en Bolivia. Guabirá y Sport Boys Warnes son claros ejemplos de ello, con campeonatos nacionales en su haber.

De pronto, desde la bella tierra de Portachuelo, hasta ahora más conocida por su culinaria, lugares turísticos y gente hospitalaria, surge Ciudad Nueva Santa Cruz, como nueva expresión futbolística de la región.

El nombre es raro, pero está relacionado con el proyecto estrella del Grupo Empresarial Lafuente, la construcción de la Ciudad Nueva Santa Cruz, que se encuentra en la zona Norte del departamento, a 15 minutos de Warnes y Cotoca, una urbe cuidadosamente planificada, moderna, tecnológica, segura, ecológica, saludable e inteligente, según la promoción de la empresa.

Este holding empresarial de bienes raíces, autodefinido como el más grande de Bolivia, es el que sustenta al club, que actualmente participa en la Copa Simón Bolívar.

El presidente ejecutivo de esta compañía, Julio Novillo Lafuente, manifiesta tener apego por este deporte y debido a ello quiere llevar al club hasta lo más alto con la visión de aportar con nuevas ideas y proyectos a un fútbol boliviano tan venido a menos en las últimas décadas, justamente por falta de buenos dirigentes, entre otros factores.

El equipo surge casi de la nada, participa en el campeonato interprovincial, sale campeón y clasifica a la Copa Simón Bolívar, y avanzó a la segunda ronda, junto a Torre Fuerte, tras dejar en el camino a Argentinos Juniors y Academia FC.

El origen se remonta a la creación de una escuela de fútbol para los hijos de los trabajadores de todas las empresas del grupo, fue creciendo debido a los buenos talentos que se descubrieron en la escuela y el presidente ejecutivo, con una visión enfocada a las nuevas generaciones, propuso crear el club.

¿Por qué representa a Portachuelo si sus intereses están en otro lugar?, “porque como grupo empresarial se tienen grandes proyectos habitacionales en la zona, por ello se nos hizo la invitación para participar en la liga de Portachuelo, al salir campeones ganamos el derecho de participar del campeonato Interprovincial y como campeones del interprovincial, tenemos el derecho de participar en la Copa Simón Bolívar”, señala Novillo.

Ciudad Nueva Santa Cruz cuenta con jugadores que salieron de su escuela y también se captaron talentos de las provincias, para incursionar en el fútbol competitivo, y contrató al director técnico Robert Arteaga, ex jugador The Strongest y Oriente Petrolero, con títulos obtenidos en España y cursos importantes en Estados Unidos.

Hoy, tiene grandes ambiciones con el apoyo de empresarios que están dispuestos a llegar a la División Profesional.

“Cuando emprendes algo es para conseguir el éxito de las metas propuestas y no simplemente participar”, dice Novillo.

El propósito de este emprendimiento -que gira como un satélite en torno al negocio inmobiliario- no es ganar dinero, aclara Novillo, sino aportar al futbol nacional con ideas y proyectos para que estos problemas de crisis sean superados por los clubes con el fin general de que este deporte mejore en todo el país.

Incluso tiene una idea distinta de cómo se debe llevar adelante un club, con características modernas, por eso Ciudad Nueva Santa Cruz se maneja con el concepto de empresa, pero aún quedan todos los fundadores.

Cuenta con una sede deportiva del Grupo Empresarial Lafuente, que consta de tres canchas de fútbol 11, dos canchas de fútbol 8, una cancha de fútbol 5, un coliseo techado, gimnasio y piscina para el entrenamiento de las diferentes divisiones del club y las actividades deportivas de los trabajadores de las empresas del grupo, todo esto ubicado en el kilómetro 7 Doble Vía a La Guardia, frente al colegio Berea.

En ese predio se preparan las divisiones sub-9, sub-11, sub-15, sub-19, el equipo que participa en la Primera de ascenso de la Asociación Cruceña de Fútbol, y el que participa en la Copa Simón Bolívar.

El tiempo dirá qué ocurrirá con Nueva Santa Cruz, si los sueños se hacen realidad en base a una apuesta firme.

Comentarios