Escucha esta nota aquí

Néstor Clausen lo volvió hacer. El campeón del mundo con la selección argentina en el Mundial de 1986, renunció en el entretiempo de un partido del campeonato peruano. El recién ascendido Deportivo Llacuamba perdía el sábado por 3-0 ante Alianza Universidad. El panorama era gris y cuando el equipo se fue a los camarines para el descanso se dio lo inesperado.

Cuenta el diario argentino Olé, que “los jugadores esperaban con ansias que llegase el entretiempo para hablar, revisar los errores y redefinir la estrategia. Pero Clausen, los esperaba con una noticia: su renuncia. El equipo salió al segundo tiempo con la novedad y, aunque tuvieron dos expulsados, al menos, no volvieron a convertir”.

"Ante Alianza Universidad, en el entretiempo (su club perdía 3-0) ya le había comunicado a los jugadores que no iba a continuar. Esto finalmente fue una decisión compartida con la dirigencia", explicó en el programa Hora Punta de Radio Ovación de Perú. Clausen dirigió en Bolivia a Oriente Petrolero, Blooming, Bolívar y San José.

“Me voy conforme porque a los jugadores no les he mentido, les dije que teníamos que ser ofensivos y cumplimos con ello. El equipo intentó jugar, después tuvimos falencias porque los resultados no nos acompañaron”, agregó.

Durante su corta etapa en Deportivo Llacuabamba, Néstor Clausen tan solo sumó un triunfo y cuatro derrotas. El entrenador de 57 años dejó al cuadro recién ascendido en el puesto 18 del Torneo Apertura de la Liga 1 Movistar 2020 con tres unidades, logrando vencer únicamente a Cantolao por 3-1 en la segunda jornada.

El caso es que no es la primera vez que lo hace.

En marzo 2018, el DT argentino tuvo una reacción similar en Oriente Petrolero en un partido en el que los refineros perdían por 1-2, pero que terminó empatado (2-2) ante Destroyers. La diferencia estuvo en que, en aquella ocasión, fue un poco más abrupto: se levantó del banco, felicitó al técnico rival, saludó a sus colaboradores y se fue. Cabe destacar que a pesar de su renuncia se mantuvo en el cargo un poco más porque los jugadores le pidieron que continúe al mando.

Y aún hay más. En 2006, cuando el ex Independiente dirigía al FC Sion de Suiza, pasó por una situación muy parecida. Luego de cuatro meses dirigiendo al elenco helvético, el entrenador decidió hacer efectiva su salida. Su equipo caía 1-0 ante el Chaux de Fonds y él decidió retirarse en el entretiempo. Se despidió y ni siquiera salió a dirigir la segunda mitad. Para colmo, su equipo lo remontó y todo terminó 3-1. La dirigencia del Sion consideró que el DT se fue porque se llevaba mal con los jugadores.

 

Comentarios