Escucha esta nota aquí

Con la firma de 9 clubes de la Primera A, 8 de la Primera B y más de 30 de Ascenso y Menores, se lanzó una autoconvocatoria para la asamblea extraordinaria de la Asociación Cruceña de Fútbol (ACF) que se llevará a cabo el miércoles 9 de septiembre (14:00), en la sede de Blooming. Un notario de Fe Pública certificó la determinación.

“Estamos preocupados por los escándalos, por los malos manejos. Los clubes estamos tomando acción como corresponde para volver a la asociación a los sitiales que corresponden”, expresó a DIEZ Eduardo James, presidente del club El Semillero. El dirigente añadió que, en este último tiempo, la ACF se ha manejado por comisiones y que las funciones del comité ejecutivo han vencido hace cuatro años, aproximadamente. La presidenta interina es Lily Rocabado y el secretario general es Noel Montaño.

James indicó que están siguiendo el camino legal para recuperar la ‘institucionalidad’ y que exista transparencia. Además, otro de los indicadores de que el balompié local “está mal” es que hace bastante tiempo no emerge un futbolista cruceño que salte a equipos del exterior, como en su momento lo hizo Limberg Gutiérrez, “por mencionar a uno de los últimos”.

La intranquilidad de los dirigentes va más allá, pues el 85% de las instituciones que forman parte de la ACF no tienen personería jurídica. “Quiere decir que no existen legalmente. No pueden firmar convenios, no tienen canchas para entrenarse”, agregó James.

Sobre la denuncia que existe del supuesto cobro de cheques de la Federación Boliviana de Fútbol que realizó Pablo Salomón, a nombre de la ACF, James indicó que se tiene que exigir un informe para saber el destino del dinero. “Se tiene que hacer una auditoría y más en este tiempo de crisis. Se suspendió el campeonato (por el Covid-19 y falta de recursos) y que existan estos movimientos, la verdad que preocupa”, añadió.