Escucha esta nota aquí

Kingsley Coman, atacante del Bayern de Munichfue puesto en cuarentena doméstica tras haber estado en contacto con una persona de su entorno infectada por el Covid-19, anunció este martes el club alemán.

El francés de 24 años, autor del único gol en la final de la Liga de Campeones a finales de agosto contra el PSG de Francia, se perderá de este modo el partido de reanudación de la Bundesliga del actual campeón contra Schalke, el viernes.

Coman se sometió a un primer test el domingo, cuyo resultado fue negativo al Covid-19, indicó el club sin precisar el tiempo restante que deberá pasar en aislamiento. Sigue por tanto las recomendaciones del Instituto de Vigilancia Sanitaria Alemán Robert Koch y el protocolo sanitario estricto adoptado por la liga alemana de fútbol. 

"Durante la cuarentena, Coman se mantendrá en forma, gracias a un programa de ciberentrenamiento", añade el club, que acaba de terminar una temporada excepcional, ganando todos los títulos posibles (Copa de Alemania, Bundesliga y Champions).