Escucha esta nota aquí

Una de las resoluciones de la primera reunión del comité ejecutivo que encabeza Fernando Costa como presidente en ejercicio de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) será iniciar un proceso deportivo y penal a los que acusan 'sin fundamento' de hechos de corrupción a directivos y funcionarios de la FBF.

 Costa, Marcos Rodríguez, Rolando Aramayo, Antonio Decormis y Lily Rocabado, que participó de manera virtual (zoom), encomendaron esta acción al departamento legal, que junto a abogados externos trabajarán en las demandas correspondientes.

Hace poco, Fabol y presidentes de clubes denunciaron ante la Fiscalía General del Estado a cinco miembros del comité ejecutivo de la FBF (Marcos Rodríguez, Aramayo, Antonio Decormis, Lily Rocabado y Jaime Cornejo) por los supuestos delitos de enriquecimiento ilícito de particulares con afectación al Estado, falsificación de documento privado y uso de documento, estafa agravada con víctimas múltiples y asociación delictuosa.

 Costa se comprometió públicamente "a luchar contra la estructura corrupta de la FBF, que desviaba el dinero (...)”. Lo hizo en Asunción donde acompañó a la selección nacional en su partido con Paraguay por las eliminatorias mundialistas.

“Me comprometo a luchar contra la estructura corrupta de la FBF, que desviaba el dinero. Acuérdense de mí, vamos a hacer que la plata llegue al fútbol”, dijo el directivo en un encuentro con los seleccionados a los que prometió un premio económico por ganar a los paraguayos. Fue empate 2-2 y el primer punto de Bolivia en la ronda sudamericana.

Por otro lado, los miembros del comité ejecutivo le otorgaron pleno poder a Fernando Costa para que sea el representante legal de la FBF.