Escucha esta nota aquí

El Comité Electoral de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), conformado por los abogados Limbert Cardozo (presidente), Juan Ferrufino (vicepresidente) y Luis Tejerina (vocal), habilitó este martes a Fernando Costa, presidente del club Always Ready, como candidato a la presidencia del ente matriz del balompié nacional.

La polémica del caso es que este cuerpo colegiado avaló a Costa pese a que dirigentes de los clubes Wilstermann, Bolívar, Oriente Petrolero, Blooming, Guabirá y Royal Pari sostienen que el candidato no cumple con uno de los requisitos del artículo 32 del Estatuto federativo, que tiene que ver con los años que lleva como presidente de un club  de la División Profesional.

“Ser o haber sido presidente o vicepresidente de un club de la división profesional o de una asociación de la división de aficionados durante cuatro años continuos o discontinuos de los últimos diez años, antes de ser propuesto como candidato y/o ser o haber sido presidente o vicepresidente de la FBF dentro de los últimos diez años, antes de ser propuesto como candidato”, dice el estatuto.

Según los referidos clubes opositores, que reconocen a Robert Blanco como presidente interino de la FBF por el proceso judicial que ganó el dirigente en el Tribunal Constitucional de Santa Cruz, Costa está en la División Profesional desde el 2019 y no cumple con las normas exigidas, ya que antes su club participó de los torneos de la Asociación de Fútbol de La Paz, que forma parte de la División Aficionados.

La resolución de la junta electoral se conoció este martes, luego de la reunión que sostuvieron, vía zoom. Este ente jurídico controlará la elección para el cargo vacante de presidente de la FBF, en el congreso ordinario que dirigirá el comité ejecutivo que preside Marcos Rodríguez el próximo 14 de noviembre.

 Costa cuenta con el apoyo de ocho de los 14 clubes de la División Profesional y se prevé también que cuente con el de los representantes de siete de las 9 asociaciones departamentales.