Escucha esta nota aquí

La pelota volvió a rodar en las canchas bolivianas. Ocurrió 257 días después de una forzosa interrupción a comienzos de la temporada debido a la llegada al país de la pandemia del coronavirus. En todo caso, la División Profesional (DP) de Bolivia fue la última del continente en reanudar sus actividades. Además del contagio por el Covid-19, un conflicto de poder en la FBF se volvió viral y sus principales actores, velando obcecadamente por sus intereses, fueron incapaces de hallar el antídoto que restaurara la quebrantada salud del desfalleciente fútbol boliviano.

Sin que se resolviera el problema de fondo entre los 14 clubes de la DP divididos en el G-8 y el G-6, al estilo de las ‘cumbres’ de Estado en el planeta, las soluciones alcanzadas parecen pegadas con chicle habida cuenta su precariedad. 

Al menos, tras la elección de Fernando Costa como presidente de la FBF pisoteando las reglas del juego, los clubes discordes acordaron reanudar el campeonato 2020 con una maratónica programación de casi un centenar de encuentros que tendrán que jugarse en poco más de un mes para clasificar a los representantes nacionales a los torneos 2021 convocados por la Conmebol que, dicho sea de paso, no atinó a intervenir, -acaso porque sus recurrentes problemas ya le llegan al moño,- a su desventurado asociado boliviano para enseñarle cómo poner las cosas en su sitio.

Pero junto a la pelota, el bochorno saltó a la cancha. Ocurrió en Villa Tunari donde el sábado debían enfrentarse el local Municipal Vinto y el visitante San José de Oruro que desde hace largo tiempo soporta una gravísima crisis institucional que nada ni nadie parece capaz de resolver. El ´santo’ llegó a cumplir su compromiso con… ¡dos equipos! Uno integrado por juveniles y otro por ‘experimentados’.

Al primero, los hinchas orureños le impidieron el ingreso al estadio y permitieron que lo haga el segundo, pero sin los carnés de actuación para su habilitación en planilla. Se los había ‘embolsillado’ alguien con cara de yo no fui y que apareció luego en escena para entregar los documentos y viabilizar la disputa del encuentro que debía arrancar a las 15:00 y empezó a las 16:15.

“Si pasados los diez minutos de la hora señalada para el inicio del partido, uno de los dos clubes no estuviera reglamentariamente en el terreno de juego, el árbitro informará al delegado de la División Profesional y registrará en la planilla y se perderá la condición de club miembro de esta división de la FBF”, dice el Art. 43 del Reglamento General del Campeonato de la DP.

San José incumplió la norma y entonces debió perder la categoría porque los carnés de sus jugadores fueron presentados una hora después de la programación oficial. Pero como la chacota predomina en el fútbol boliviano, el encuentro se jugó nomás y Municipal Vinto aplastó a su improvisado rival por 5-0 con goles de Tavares (2), R. Arancibia, R. Balderrama y Ubah.

Otros partidos

La jornada cumplida entre el viernes y el sábado deparó una de cal y otra de arena para los equipos cruceños. Oriente hizo un gran esfuerzo para hacer respetar su localía pero lo superó Bolívar con su mayor ritmo de competencia y jerarquía para imponerse 3-4 con la cuota de eficacia de Riquelme, autor de dos de los cuatro goles.

Tampoco le fue bien a Blooming que resistió hasta donde pudo frente a The Strongest en Miraflores. Con dos goles sobre el filo del primer tiempo, el Tigre terminó imponiendo condiciones y cerró el partido con un cómodo 3-0 que le permitió, además, consolidarse como puntero con 24 unidades.

Suerte distinta fue la de Guabirá que se paseó triunfal en la Villa Imperial donde se impuso por la mínima diferencia a Real Potosí con gol de Quintana mientras que la sorpresa de la fecha estuvo a cargo de Royal Pari que doblegó 2-3 al favorito Wilstermann en su propio feudo del Félix Capriles.

En duelo de coleros, Real Santa Cruz venció 4-2 a Aurora en su reducto de El Pajonal mientras que Always Ready cedió terreno en la lucha por el liderazgo remontando un adverso 0-2 para terminar 2-2 con Nacional Potosí en su estadio de El Alto.

La fecha 14 del torneo Apertura se cumplirá en dos desacostumbradas frecuencias de lunes y martes.

Comentarios