Escucha esta nota aquí

Aprovechando el declive de Marcelo, Renan Lodi se ha labrado un lugar seguro en la selección brasileña. La sociedad que ha entablado con Neymar hace maravillas por la izquierda y entusiasma a los nostálgicos de Roberto Carlos.

Con apenas 22 años, el lateral se adaptó al fútbol europeo y al rigor táctico de Diego Simeone en su primera temporada en el Atlético de Madrid. Y será una carta fuerte de la diezmada banda de Tite en los duros duelos premundialistas contra Venezuela y Uruguay.

Reclutado por el club madrileño para compensar las salidas de su compatriota Filipe Luís y el francés Lucas Hernández, Lodi es hoy una pieza clave de la mejor defensa de la liga española.

Formado en el Athletico Paranaense, el juvenil brasileño solo necesitó de cinco partidos internacionales, tres de ellos como titular, para consolidarse como el jefe de la banda izquierda de la 'Selecao'.

Lodi hizo actuaciones de alto nivel el mes pasado, durante las dos primeras jornadas del clasificatorio sudamericano para el Mundial de Catar 2022, contra Bolivia (5-0) y Perú (4-2).

Ante los bolivianos, Lodi mostró toda su clase en el segundo gol: uno-dos con Neymar y centro para Firmino, que se limitó a empujar el balón a la red.

Más ofensivo en selección

Más libre para atacar en la selección que en su club, se beneficia del sacrificio defensivo de Douglas Luiz, alineado en el mediocampo para respaldar sus trepadas ofensivas en un doble pivote con Casemiro -baja por testar positivo al Covid-19- que ha resultado eficiente para Tite.

Sus aventuras en ataque son tan constantes, que Lodi juega buena parte del tiempo como extremo, lo que permite a Neymar trasplantarse al centro y manejar los hilos de Brasil.

A la derecha, Danilo compensa con un perfil mucho más defensivo ante la ausencia del veterano Daniel Alves, que no ha sido llamado para las eliminatorias aunque aún sueña con jugar su tercer Mundial en 2022, cuando tendrá 39 años.

La ausencia del lesionado Neymar contra Venezuela, el viernes en Sao Paulo, será una prueba de fuego para un hombre que por ahora muestra galones de buen lateral, en un país con fama de producir a los mejores marcadores de punta: Cafú, Carlos Alberto, Roberto Carlos, Alves, Marcelo y muchos otros.

El astro del PSG podría reaparecer ante el aguerrido Uruguay, el martes próximo en Montevideo, para unírse a Lodi en la dura labor de penetrar la siempre dura defensa charrúa.

Aunque contra la Vinotinto y la Celeste tampoco estará Philippe Coutinho, otro gran anfitrión del explosivo flanco izquierdo de la 'Canarinha'.

Tite parece no preocuparse, pues valora la versatilidad de su nuevo lateral izquierdo.

"Contra Bolivia estaba jugando muy alto, estirando el juego y creando espacios para Neymar, Coutinho o Firmino en el centro del campo. Pero cada partido es diferente y bien podría jugar más abajo, como con el Atlético", afirmó recientemente el DT.

Sin miedo 

El comentarista de la cadena ESPN Brasil Gustavo Hofman asegura que Lodi "marca la diferencia" por su técnica y calidad con el balón.

"Pero también juega muy bien sin balón, aprendió mucho defensiva y tácticamente gracias a Simeone, cierra bien los espacios", explicó a AFP.

"Aprendí muchas cosas con él, especialmente a leer mejor el juego", dice Lodi.

Todo un regalo del cielo para Tite, que ve su eclosión en el mejor momento. Marcelo, con 32 años, es apenas una sombra de sí mismo y Alex Sandro nunca logró consolidarse como un reemplazo de altura.

El único que podría eclipsarlo es Alex Telles, de 27 años, recién llegado al Manchester United desde el Porto y también convocado para los dos próximos partidos, aunque en duda tras contagiarse con el nuevo coronavirus.

Lodi "no es titular indiscutible de la 'Seleçao', como Neymar o Alisson, pero hoy es claramente el mejor de Brasil en su puesto", agregó el analista Hofman.

El 'colchonero' sabe que sus hombros cargan un gran peso, el de la grandeza mundialmente reconocida de Roberto Carlos y Marcelo. Y, sin embargo, no tiene miedo ante tamaño desafío.

"Trato de tomarlos como ejemplo y trazar mi camino. Sé que hay mucha presión en la selección y que necesitas personalidad, no tener miedo de nada", dice. Venezuela y Uruguay pondrán a prueba sus nervios de acero.