Escucha esta nota aquí

Mientras el comité ejecutivo de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) mantiene la fecha del congreso ordinario para el 13 y 14 de noviembre, en La Paz, seis presidentes de los clubes de la División Profesional (Bolívar, Oriente Petrolero, Wilstermann, Blooming, Guabirá y Royal Pari) anunciaron que no participarán del encuentro por considerarlo ilegal.

De tal modo, genera dudas la realización de la cumbre del fútbol porque se prevé que representantes de varias asociaciones, entre ellas de La Paz y Chuquisaca, tampoco estarán presentes y que una orden judicial ponga en aprietos a quienes convocaron al congreso.

Rolando Aramayo, miembro del comité ejecutivo de la FBF, confirmó el martes el congreso, que en su agenda contempla la elección del nuevo presidente del ente matriz del balompié nacional, dado que quedó al mando de un titular interino, por el fallecimiento de César Salinas (19 de julio), y que, además, generó una disputa entre los dos vicepresidentes (Robert Blanco y Marcos Rodríguez), que se proclaman como los máximos representantes de la Federación.

 Rodríguez cuenta con el apoyo de cuatro miembros del comité ejecutivo de la Federación, de ocho de los 14 clubes de la División Profesional y de gran parte de las asociaciones de la División Aficionados.

Esto ocasionó que el dirigente pandino represente a la FBF en reuniones oficiales de la Conmebol y FIFA, pese a que Blanco ganó un Amparo Constitucional que lo respalda como presidente de la FBF y haya un proceso legal contra Rodríguez y sus principales colaboradores por desacato a un fallo constitucional.

A este conflicto se sumó el reclamo que hizo el club Oriente Petrolero por la postulación de Fernando Costa a la presidencia, por considerar que no cumple con los requisitos que exige el estatuto de la FBF acerca de la antigüedad que debe cumplir el candidato como dirigente del fútbol (artículo 32).

Costa tuvo la aprobación del comité electoral y se puso en carrera, pero la inconformidad de Oriente hizo que acuda a la comisión de apelación, que generó dos resoluciones que muestra una marcada diferencia entre sus componentes. 

Fernando Berrios, vicepresidente de este ente punitivo, fue apartado del caso por sus colegas pro obtuvo una resolución por minoría en la que establece que Costa está inhabilitado por no cumplir con las normas. Todo lo contrario ocurrió con Gonzalo Navarro, Alberto Caballero y José Guardia, componentes también de la comisión de apelación, que rechazó la demanda de Oriente y confirmó el fallo del comité electoral.

Con este panorama pareciera que el congreso y las elecciones se realizarán entre el 13 y 14 de noviembre, pero este miércoles también se conoció que la Fiscalía de Santa Cruz puede reimpùlsar el proceso que se le sigue a Rodríguez y al comité ejecutivo por desobedecer a un fallo constitucional.

Rafael Paz, presidente del club Guabirá, adelantó que no participará del congreso porque considera que fue convocado por un comité ejecutivo ilegal, por lo tanto todo lo que haga y se decida en La Paz carecerá de validez.

El presidente de Bolívar fue más vehemente cuando calificó como 'un circo' todo lo actuado por Rodríguez y sus principales colaboradores.