Escucha esta nota aquí

El fútbol profesional argentino empezará una nueva era desde este martes, ocasión en la que se da por hecho la reelección de Claudio Tapia al mando de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) por el periodo 2020-2025.

La novedad será el nacimiento de la Liga Profesional de Fútbol, tras disolverse la Superliga Argentina de Fútbol, que funcionará con total autonomía, pero desde luego bajo la tutela de la AFA.

Según el diario deportivo argentino Olé, esta naciente Liga “tendrá facultad para la explotación comercial, en especial los derechos audiovisuales internacionales, cuya licitación quedó suspendida. Y organizará sus propios torneos. Es decir, que el formato de campeonato que vaya a disputarse en el segundo semestre para definir el clasificado pendiente a la Libertadores 2021, saldrá del seno de este ente que seguirá funcionando en Puerto Madero, mientras siga vigente el alquiler de las oficinas (un año más, al menos). Lo que se mantiene inalterable es el torneo 2021: se jugará anual (de enero a diciembre), con 26 equipos, sin descensos aunque los puntos sumarán para los promedios”.

El empresario y presentador de televisión Marcelo Tinelli será el presidente ejecutivo, secundado por Cristian Malaspina, de Argentinos (vice 1°), Hernán Arboleya de Lanús (vice 2°) y Mario Leito de Atlético Tucumán (vice 3°), y todos los clubes estarán representados. También habrá un CEO: Francisco Duarte, quien ya se desempeñaba en la Superliga como gerente de Administración y Finanzas, que a su vez tendrá a Eduardo Spinosa (ex presidente de Banfield), como director ejecutivo (cargo ad honorem) y nexo entre MT y Duarte.

Olé informa, además, que seguirá siendo exclusivo de AFA, en función de la Liga, “los árbitros y los Tribunales de Disciplina y Apelación, ítem en el que la duplicación generó problemas por castigar diferente. Entonces sólo se usarán los Tribunales de AFA, que son los validados por la FIFA”.

También se informa que “habrá áreas en común como la del Fair Play financiero (lo arma y lo controla la Liga Profesional pero la AFA puede definir castigos por no cumplir el reglamento) o la de las licencias: los clubes de Primera las tramitarán con la Liga pero aquellos que juegan Copa deberán validar la licencia internacional en Viamonte”.

 “Hace tres años, la Superliga era una necesidad. Ahora era necesario corregir ciertas cosas que no tenían lógica. Y todos coincidimos en que volvemos a la AFA de mejor manera de la que nos fuimos”, le resumió al diario Olé uno de los dirigentes que formará parte del nuevo Comité Ejecutivo.