Escucha esta nota aquí

Bolívar vuelve de Argentina eliminada y dejando una pobre imagen en su última presentación por Copa Sudamericana. Lanús lo goleó este miércoles por 6-2, un resultado que es un claro testimonio, que la visita no tuvo argumentos para luchar por el 2-1 que había conseguido a su favor en La Paz.

El gol de Marcos Riquelme cuando al inicio del partido fue una alegría fugaz, ya que el equipo argentino mostró toda su superioridad a partir de ese gol en contra. Bolívar se mostró frágil de entrada y por eso fue presa de una debilidad, que quizás es producto de jugar de forma paralela el torneo doméstico y la Copa.

Walter Flores viajó a Buenos Aires con una plantilla muy corta, aunque la causa de la derrota fue la contundencia del dueño de casa.

El partido

La conquista de camarín de Riquelme fue importante para que la academia gane en confianza y pueda afrontar el partido con otro incentivo. Lamentablemente no pudo soportar la reacción del dueño de casa, que aprovechó muy bien los errores defensivos de la visita para empatar a los 26 minutos mediante Franco Orozco y ponerse en ventaja a los 39’ gracias a Tomás Belmonte.

Bolívar padeció gran parte de la primera parte por la falta de consistencia en su juego y especialmente en el control de la pelota. Con solo Machado en la marca del medio campo fue difícil achicarle los espacios a un cuadro granate, que tras el gol en contra creció en dinámica y metió presión todo el tiempo.

En ofensiva, Andrés Cruz y el mismo Riquelme no mostraron solvencia y eso porque Erwin Saavedra y Álvaro Rey tampoco se mostraron con buena movilidad en la zona de creación.

La línea de tres que Flores alistó en el fondo tampoco fue garantía y se puso de manifiesto en el gol del empate de Orozco, ya que Jusino cometió un craso error defensivo.

En el complemento, Belmonte apareció otra vez en el gol a los 49’ y cinco minutos más tarde Orozco también repitió la dosis. Doblete de ambos en una jornada que Lautaro Acosta (63’) y Nicolás Orsini (86’) cerraron la goleada.

A los 73 descontó Álvaro Rey. Ya era tarde para tener esperanza de igualar el resultado global. La eliminación estaba consumada y el que celebró fue Lanús que clasificó a cuartos de final.

Comentarios