Escucha esta nota aquí

¿Volverá el campeonato este fin de semana? Es la pregunta del millón. De ahí es que la reunión de consejo superior del próximo martes, en La Paz, será decisiva para la temporada  2020 de la División Profesional.

Se prevé que participen los delegados de los 14 clubes porque la mayoría ha manifestado su interés de retomar la competencia, sobre todo los jugadores, quienes han tenido que sufrir las consecuencia de un obligado receso, que empezó el 15 de marzo, tras la disputa de la fecha12 del torneo Apertura, por la pandemia del Covid-19, que implicó una reducción de más de la mitad de sus salarios.

Los problemas en la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), por la dualidad de poder entre Marcos Rodríguez y Robert Blanco mantienen a Bolivia como el único país de Sudamérica donde las actividades no se han reiniciado por las diferencias entre sus dirigentes.

Este ambiente se caldeó más con la realización de un cuestionado congreso ordinario en el que se eligió a Fernando Costa (impugnado por no cumplir con los requisitos exigidos) como presidente de la federación y se aprobó un informe económico, que debió ser debatido por las denuncias de corrupción en el manejo de dineros del ente matriz.

De esta cita no participaron seis clubes de la División Profesional. Bolívar, Wilstermann, Oriente Petrolero, Blooming, Guabirá y Royal Pari forman parte del grupo opositor, también denominado G6, que exige se respete el fallo del Tribunal Constitucional de Santa Cruz que reconoció a Robert Blanco como presidente de la FBF, cargo que debió asumir tras el fallecimiento de César Salinas, el 19 de julio.


El G6, que exige respeto a la resolución que invalida el accionar del comité ejecutivo de la FBF, rechaza toda decisión de la FBF y no reconoce a Costa. Por eso este domingo le enviaron una carta en la que le piden que separe lo político de lo deportivo para que viabilice la reunión del martes.

Está claro. El G6 exige transparencia en el manejo de la Federación y que se investigue las denuncias de corrupción (enriquecimiento ilícito de particulares con afectación al Estado, falsificación de documento privado y uso de documento falsificado, estafa agravada con víctimas múltiples tipificado y asociación delictuosa) de una gestión, que se inició en abril de 2018.

La esperanza del G6 es que Costa cumpla la promesa pública que hizo de luchar "contra la estructura corrupta" en la FBF

Eso se espera, aunque días después el ex titular del club Always Ready anunció que abogados de la FBF van a iniciar un proceso judicial a dirigentes que denunciaron “sin fundamento” hechos de corrupción en la Federación.

Lo qué pasará el martes en Cochabamba es una incógnita. La prioridad es definir la fecha del reinicio del campeonato y los cambios a la convocatoria; por eso se espera que participen los delegados de los 14 clubes.