Escucha esta nota aquí

El fútbol boliviano se sumó a los países que han tomado la decisión de suspender sus torneos para evitar nuevos contagios por el coronavirus.

Ayer, la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) mediante un comunicado público hizo conocer que se suspenden hasta el 31 de marzo todos los campeonatos que están bajo su supervisión, llámese División Profesional y Aficionados (asociaciones), acatando de esta manera disposiciones del Gobierno nacional y de los entes matrices, FIFA y Conmebol, para priorizar la salud y el bienestar de los actores que trabajan en torno al fútbol.

La medida ha sido bien recibida por los representantes de Futbolistas Agremiados de Bolivia (Fabol), que consideran que en estos momentos la prioridad es precautelar la salud de los futbolistas y de la sociedad misma.

David Paniagua, secretario general de Fabol, tuvo ayer bien temprano una reunión con Robert Blanco, encargado de la División Profesional. Hablaron sobre las medidas que se aplicarán y otras que podrían tomarse si un caso la paralización de la temporada va más allá de fines de marzo. “El torneo no puede continuar. Ojalá que a partir del próximo mes podamos tener un cambio de panorama, pero estamos supeditados a lo que definan las instancias de salubridad en el país como de la FIFA y Conmebol”, sostuvo Paniagua.

Blooming, Wilster y Guabirá Los clubes tenían programado para hoy una reunión de consejo superior para debatir sobre la determinación que tomó la FBF. Juan Jordán, presidente de Blooming, anticipó que el ejecutivo de la FBF comandará hoy una reunión con los delegados de los clubes mediante video llamadas, que puede originar una posición conjunta. “Me parece que la medida es muy acertada. Se debería licenciar a los futbolistas para que estén en mejor recaudo en sus casas con sus familiares y ver la forma de que no pierdan la condición física”, sostuvo el directivo celeste.

“Esperemos que todo vuelva a la normalidad en abril y que el tema de la salud se haya solucionado a nivel mundial. Ojalá sea así para que podamos continuar con todo lo planificado, caso contrario se tendrían que tomar nuevas decisiones como suspender definitivamente el torneo y ver cómo replantear el año deportivo”, acotó.

Grover Vargas, presidente de Wilstermann, celebró la decisión de la FBF y considera que es mejor dejar de jugar el campeonato a lamentar después por las consecuencias que puede acarrear no haber tomado medidas de prevención.

“Si no tomamos en serio este mal, que está haciendo daño a las familias en el mundo, viviremos una dura experiencia. El mensaje es claro, hay que cuidar a nuestros seres queridos para no lamentar después por no parar el fútbol. No hay dinero en el mundo que pueda suplir la pérdida de un ser querido. Si el problema persiste será un problema económico que sabremos salvarlo en su momento. Lo primero que debemos hacer es cuidar nuestra salud; el resto se puede resolver conversando y negociando entre partes, ya sea Fabol, federación boliviana y clubes. Entre todos”, expresó el directivo.

Rafael Paz, titular del club Guabirá, considera que se viene un panorama muy complicado, para los clubes, pero confiesa que ahora la prioridad es cuidar la salud de todos. “Si pasa el 31 de marzo hay que hacer un análisis profundo de nuestra realidad y buscar salidas”, sostuvo.

Exjugador boliviano cuenta el drama que se vive en España

Luis Enrique Padilla vive en carne propia en España, que en un solo día registró 152 fallecidos por el coronavirus.

Padilla es un exfutbolista cruceño que vive ya hace una década en Valencia, donde radica junto a su esposa, y por cuestiones de trabajo debió emigrar a la madre patria.

En la década de los ochenta y parte de los noventa destacó en los equipos más importantes del país e incluso fue seleccionado nacional. “Estoy acongojado por las cosas que están pasando acá. Hay que vivirlo para darle la verdadera dimensión de lo que genera esta enfermedad. Lo único que puedo aconsejar a mis amigos de Santa Cruz y de todo el país es que tomen sus previsiones, cumplan con todos los protocolos que aconsejan para evitar contagios. La ciudad donde vivo parece ya un cementerio, porque donde uno camina no hay gente. Hay un ambiente desolador. Cuídense. Sabemos que el calor mata al virus, pero lo cierto es que se viven momentos muy tristes por la cantidad de muertos que se han registrado en este país”, dice el ex atacante en un video que envió a sus amigos del barrio Lazareto de la avenida Virgen de Cotoca.

Así como él, miles de compatriotas están preocupados por el temor que causa dicha enfermedad viral.

Si el paro persiste habrá negociación

Los clubes se preparan para conversar con sus jugadores si es que la suspensión del torneo Apertura va más allá del 31 de marzo. Se prevé que haya un acuerdo entre partes para evitar demandas.

 Fabol considera que los jugadores son conscientes del problema económico que pueden tener sus clubes por este paro inevitable. La negociación es un hecho.

Según Alejandro Nordio, preparador físico, un jugador pierde entre 7 y 12 por ciento de su rendimiento aeróbico si no entrena con normalidad durante una semana.

Un cliente italiano de la empresa que dirige Grover Vargas, presidente de Wilstermann, le contó que en su país en un principio no le dieron importancia cuando se dieron los primeros registros de infectados por el coronavirus. Cuando creció notoriamente la cantidad empezaron a tomar previsiones. El sábado se conoció que en un solo día se infectaron 368 personas.

Comentarios