Escucha esta nota aquí

La estrategia perversa de publicar información orientada a generar repudio y desconcierto pareciera dar resultado. Sin embargo, cuando se habla de paralización del fútbol hay que puntualizar que quien lo hace es el conjunto dirigencial afín a la actual conducción de la FBF. La medida cautelar no ordena suspender el manejo deportivo del torneo y lo que ello conlleva. Está destinado a controlar lo relacionado a los bienes patrimoniales, llámese cuentas bancarias.

La audiencia fijada para el 24 de este mes, no significa no jugar hasta esa fecha. ¡Insólito e irresponsable!

La Conmebol con sus notas solidarias, no está advirtiendo por escrito una presunta suspensión o castigo, porque no se puede meter en las decisiones internas de la FBF y en el sistema jurídico de Bolivia porque existe soberanía en cada país en este tipo de decisiones por vulneración derechos, peor al no poder solucionarlo la propia FBF, al carecer del organismo idóneo que lo tome y lo resuelva. Por eso el amparo primero y luego el segundo. La medida cautelar no le prohíbe a la FBF mantener su relación con FIFA y Conmebol. Si no lo hace es su propia responsabilidad. No les dice, no acudan a sus oficinas y organicen fecha a fecha el torneo. Entonces, ¿por qué el presidente escribió las notas denunciando a Blanco ante Conmebol?

No hay deslealtad jurídica como se afirma porque en el planteamiento de Blanco puntualiza claramente la resolución del TSP de Sucre y que no resolvió el problema de fondo, el reclamo de asumir la presidencia de la FBF.

El reciente amparo constitucional pide puntualmente que se manifieste en base a las pruebas presentadas y adjuntadas sobre el derecho de Blanco y que fue desoído por las instancias de la FBF.

El perjuicio de 11 de los 16 clubes es el beneficio de los cinco que participan en los torneos continentales. Un mal cálculo.

Los árbitros fueron presionados a emitir un pronunciamiento cuando nada tienen que ver en este conflicto. Si así fuera, ¿por qué la FBF no les ha dado al menos un curul en sus congresos, como manda la norma FIFA?

Los clubes San José y Real Santa Cruz deberán pronunciarse si en verdad esas firmas de sus presidentes y que aparecen en la resolución de paralizar el torneo, han sido autorizadas por sus directorios o por ellos mismos.

La oficiosa intromisión de dos altas autoridades de la Justicia del Estado, intentando presionar a quienes deben resolver el amparo, resulta al menos inadmisible.

Está muy clara la ilegalidad que rodeó al congreso de noviembre, que eligió a Costa y expulsó a Blanco. Todas las normas sobre el particular no fueron respetadas.

En el mes de marzo, Fernando Costa se adhirió por voluntad propia en un amparo constitucional contra David Paniagua y Milton Melgar, ejecutivos de Fabol. ¿Fue denunciado por haber acudido a esta instancia? Doble discurso...y no les dieron la tutela.

La Sala Constitucional Cuarta que preside Alain Núñez está en el centro de la atención del mundo futbolero.

¡Basta de querer imponer que este es un tema regional! Es una estrategia muy común para desacreditar y desviar la atención de la realidad: el manejo autoritario y nada transparente.

Ya corre un marcado sentimiento de la gente ligada o no al fútbol, para aprovechar esta circunstancia triste para de una vez por todas realizar una cirugía mayor que cambie por completo esta tristísima realidad por la que vive.

Que bajen la persiana hasta que sea necesario y abrirla cuando se haya acomodado la casa. ¡Nada mejor que esto! Todo lo demás es mentira y lo peor es que muchos la están comprando y los impostores han ganado terreno. Pero, la verdad y la decencia al final se impone, de eso estoy seguro.

Comentarios