Escucha esta nota aquí

La división en la Asociación Cruceña de Fútbol (ACF) sigue trayendo cola. El grupo que encabeza Lily Rocabado anunció el reinicio de la temporada que hace dos meses había suspendido hasta 2021 por causa de la pandemia del coronavirus. Por su parte, el comité ejecutivo ad hoc confirmó que la Copa Santa Cruz entre equipos y reservas de la División Profesional y de las principales categorías de la ACF se iniciará el 24 de octubre.

La directiva que encabeza Rocabado publicó un comunicado este viernes para anunciar el retorno a las actividades. Las inscripciones para todos los torneos se abren el martes 20 y terminan el sábado 31 de octubre. Además, anticipa que se disputará un torneo integrado entre las categorías de la Primera A y Primera B.

También informaron que se implementarán las categorías sub-10 (2010), sub-12 (2008) y sub-14 (2006). Por otra parte, para las categorías Primera A, Primera B y las tres del comité de Ascenso, no habrá ascensos ni descensos.

En septiembre, el comité ad hoc encabezado por Fernando Castedo, lanzó la Copa Santa Cruz con el objetivo dar rodaje a los futbolistas, incluso a los que compiten en la División Profesional y que están inactivos por la crisis de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF). “Se mostrarán muchos jugadores y se los tendrá en competencia. Es un proyecto que se estaba madurando y que decidimos impulsar”, dijo Eduardo James, presidente de Bancruz Piraí.

En la Copa Santa Cruz participarán las reservas de los cinco o seis (si vuelve Destroyers) equipos cruceños de la División Profesional, en los grupos a los que se unirán los 13 clubes de la Primera A y 13 de la Primera B.

Los seis que se sumen de las tres categorías de ascenso de la ACF, deberán realizar preclasificatorios, para que los dos mejores entren a la fase de grupos. Los equipos que tendrán chance de clasificarse son 25 de la Tercera de Ascenso, 12 de la Segunda de Ascenso y 14 de la Primera de Ascenso.

El primero y el segundo ubicado recibirán premios y cada partido se elegirá al mejor jugador. El objetivo es que en una próxima versión de la Copa Santa Cruz se pueda otorgar cupos para competir en un torneo internacional.