Escucha esta nota aquí

Cruzeiro, el equipo en el que juega el boliviano Marcelo Martins, anunció el alejamiento del entrenador Felipe Scolari, de mutuo acuerdo.

La rescisión de contrato se dio luego de una serie de críticas que realizó el veterano director técnico al club, por promesas incumplidas, de acuerdo a la versión del portal UOL.

En su segunda etapa al frente del equipo de Martins, Felipão dirigió 21 partidos, de los cuales ganó nueve, empató ocho, y sufrió cuatro derrotas.

Tomando en cuenta las dos etapas del ex entrenador de las selecciones de Brasil y Portugal al frente del cuadro de Belo Horizonte, estuvo a cargo en 96 partidos, con un saldo de 49 triunfos, 31 empates y 16 derrotas.

Scolari fue contratado en octubre del año pasado con la premisa de que recupere al equipo de la floja campaña que cumplía en la Serie B del Brasilerao.

“Cruzeiro agradece y reconoce todo el trabajo, dedicación y profesionalismo de Felipão y su staff para con el club en este momento importante, y le desea toda la suerte y felicidad al entrenador campeón del mundo”, dice el comunicado del club.

Cruzeiro ocupa actualmente la 12ª posición en la Serie B brasileña, y quedó sin posibilidades de lograr el ascenso al Brasilerao.

Felipe Conceição, que dirige a Guaraní de Campinas, es mencionado como el sucesor de Scolari, informa UOL.

Grave crisis

Cruzeiro atraviesa una grave situación económica, según los diarios brasileños, y estaría a punto de perder jugadores en la Justicia de Trabajo por deudas.

Una situación parecida atravesaban Santos, Ponte Preta y Vasco Da Gama.

La gran campaña en la Copa Libertadores de América, de la cual es finalista, fue un alivio para el Santos.

En cambio, todo fue de mal en peor para Cruzeiro con el descenso de categoría en 2019.

Marcelo Martins fue contratado en febrero de este año para armar un equipo competitivo que logre recuperar la categoría.

El boliviano regresó del fútbol chino, pero le costó recuperar su nivel futbolístico.

Cruzeiro continúa en crisis económica y futbolística. Tendrá que esperar para intentar recuperar su grandeza.

Comentarios