Escucha esta nota aquí

Bolívar, Blooming, Royal Pari y Guabirá anunciaron, a través de comunicados en sus redes sociales, que reconocen a Robert Blanco como presidente en ejercicio de la Federación Boliviana de Fútbol. Su manifestación se da después que el comité ejecutivo de la FBF avalara, como reemplazante del desaparecido César Salinas, al primer vicepresidente por la división aficionados al pandino Marcos Rodríguez.

Los cuatro clubes hicieron pública su postura siguiendo la misma línea, según las características de la gráfica que utilizan en sus redes sociales. “(…) De acuerdo al Estatuto de la Federación Boliviana de Fútbol, buscando mejores días para los clubes y deseando un cambio en el fútbol nacional”, dice la introducción.

"Reconocemos y apoyamos el nuevo liderazgo del señor John Robert Blanco Méndez, como presidente en ejercicio de la Federación Boliviana de Fútbol”, agrega la comunicación.

Por su parte, el comité ejecutivo de la FBF confirmó a Marcos Rodríguez como el presidente en ejercicio el jueves 23. “Como lo establece el Estatuto, el primer vicepresidente, Marcos Rodríguez, fue oficialmente reconocido por el comité ejecutivo como presidente en ejercicio de la FBF”, se lee en la nota de prensa que fue enviada por la FBF. La entidad informó que lo hizo de acuerdo a los artículos 25 (numeral 1 y numeral 3 (inciso b), del 31, del 32 (numeral 9) y del 37 (numeral 6). Además, del artículo 27 del Reglamento al Estatuto de la FBF.

Mientras que el grupo de clubes disidentes se sustentan en que Salinas fue elegido en base al Estatuto de la FBF de 2017. Según esa norma, Blanco es reconocido como el primer vicepresidente y Rodríguez, el segundo. De esta manera, el primero tendría que quedarse como máximo representante del balompié nacional, pero como en 2019 se realizaron enmiendas a la norma, el cuadro cambió. Esto ha provocado un conflicto de poderes.