Escucha esta nota aquí

Al final, el cuerpo médico de Blooming despejó cualquier duda sobre el estado de los brasileños Rafinha y Rafael Barros y descartó a ambos para el clásico de este domingo (19:30) ante Oriente en el Tahuichi, debido a las lesiones de rodilla que padecen desde hace varias semanas.

Más allá de que el presidente del club, Juan Jordán, daba un 90% de posibilidades de que Rafinha estaría en el clásico cruceño, el cuerpo médico tenía claro desde hace varios días que eso sería imposible, pues el esguince en la rodilla derecha del mediapunta no es nada sencillo, más allá de que se intentó recuperarlo para el clásico.

Con respecto a Rafinha, viendo la gravead en la distensión, los síntomas nos fueron llevando para atrás y decidimos descartarlo para el clásico y trabajarlo en la parte de cicatrización del ligamento”, explicó Martín Coloccini, argentino que es parte del cuerpo médico de Blooming, que este sábado ofreció una conferencia de prensa por medio de Facebook para dar detalles de lo que pasa con los lesionados, antes las especulaciones que daban por hecho de que Rafinha llegaría al duelo contra Oriente.

Es más, Rafinha comenzó un tratamiento que consiste en inyecciones de plaquetas para poder acelerar la recuperación, aunque se explicó que este proceso durará por lo menos una semana, con controles y evaluaciones a diario para observar cómo se siente el jugador.

Es más, el caso de Rafael Barros es grave, por lo que se le hará una artroscopia exploratoria para determinar si la lesión es al final una rotura total de ligamento cruzado, pues lo que dio el último examen que se le hizo mostró que era una rotura parcial, por lo que no se lo operó.

Si se confirma una rotura, el jugador será intervenido quirúrgicamente y su baja será de siete a nueve meses, por lo que estaría se perdería todo el Clausura.

Comentarios