Escucha esta nota aquí

Suman los positivos en el fútbol profesional boliviano de jugadores contagiados de Covid-19, en algunos de los casos son asintomáticos y en otros presentan síntomas fuertes. Para los futbolistas confirmados, y que ya pasaron lo peor, se viene una recuperación con cuidados especiales y una serie de estudios antes de volver a jugar. Así no se corren riesgos, tomando en cuenta que el fútbol es un deporte de alta exigencia, aseguraron médicos de tres de los cuatro clubes afectados: Álex Antezana, de Wilstermann; Mario Ribera, de Guabirá; y Érick Koziner, de Always Ready.

Los contagiados hasta el momento son los arqueros Carlos Lampe y Hernán Cardozo, el defensor Edemir Rodríguez y el volante Josué Mamani, de Always Ready; los defensores Ricardo Suárez y Marcos Andia, de Guabirá; el volante Moisés Villarroel, de Wilstermann; y los delanteros Álex Pontons y Diego Medinacelly, de Real Santa Cruz. También dieron positivo el DT de Aurora, Julio César Baldivieso y los dos vicepresidentes de las Federación Boliviana de Fútbol (FBF) Robert Blanco y Marco Rodríguez.

Antezana, galeno del aviador, explicó que con Villarroel se aguardará 15 días contando desde su última prueba negativa para entrar a un trabajo de reacondicionamiento físico. “Ya se le hizo una tomografía pulmonar para ver si quedan secuelas del coronavirus. También se le van a realizar controles cardiológicos, mientras se aumenta la carga física. Los controles serán seguidos”, recalcó.

Koziner, del equipo alteño, confirmó que al arquero Carlos Lampe, se le hizo las pruebas junto a una dieta especial. “Le estamos haciendo un seguimiento, con exámenes de tomografía y radiografía pulmonar, para ver cómo están los pulmones para descartar secuelas”, afirmó el médico que hará los mismos controles a los otros tres jugadores que dieron positivo en el equipo alteño.

Sobre la vuelta al entrenamiento, ya sea vía Zoom o en grupos, los jugadores contagiados deberán esperar entre 20 a 30 días. “No se les puede exigir demasiado, por eso sus entrenamientos van a ir progresivamente aumentando su intensidad”, aseguró.

Fisioterapia pulmonar

Ribera, médico de Guabirá, seguirá casi los mismos pasos de recuperación de sus colegas con los defensores Andia y Suárez. “A los estudios posteriores, que incluyen registros cardiacos y radiografías pulmonares, se aumentará la fisioterapia respiratoria.  Si no hay complicaciones ni secuelas y pasan todas las pruebas, entre ellas el control físico, Andia y Suárez estarán de vuelta una semana después de sus pruebas negativas" sostuvo.

17 contagiados en las familias de Baldivieso y de Andia 

Entre las familias con más contagios de coronavirus del fútbol profesional boliviano hasta el momento están las del DT de Aurora, Julio César Baldivieso, y la del defensor de Guabirá, Macos Andia.

Baldivieso reveló que sus más cercanos que padecieron la enfermedad fueron 10 en total. El entrenador explicó que a él y a sus familiares “nos hizo bien tomar el dióxido de cloro."

Andia también confirmó que los siete familiares que viven en su domicilio dieron positivo, siendo los más afectados él y su suegro. “Llegó a faltarme el aire, y por eso me dieron medicamentos más fuertes. Hubo momentos de desesperación, pero ya estamos todos bien”, afirmó.