Escucha esta nota aquí

Por: Chino Tapia

El talento se muestra en cancha, y Daniel Saravia lo demostró con la camiseta de Destroyers en las temporadas 2017 y 2018. De excelente manejo de la zurda, amplio dominio del campo de juego, distribuidor de balones con precisión y hasta elegancia. Está de vuelta a sus 31 años luego de una temporada perdida, con la seguridad de ser el “10” que espera Real Santa Cruz.

Imposible hablar con Daniel Fernando Saravia Villarroel sin recordar un pasaje de gloria para él y Destroyers en el retorno del equipo “cuchuqui” a la Liga del Fútbol Profesional Boliviano. “Fue muy emocionante e inolvidable para mí subir a la Liga. Con Diego Paz hicimos un pacto: ascender sí o sí, no dejar pasar la oportunidad de jugar en la profesional”, recuerda con mucho sentimiento, como recuerda también el cumplimiento del sueño de niño de jugar contra los equipos grandes de Bolivia.

Reflexivo, considera que fue un paso en falso en su carrera haber fichado para Sport Boys el 2019, pues el club tuvo muchos problemas económicos y terminó perdiendo la categoría. La temporada de la pandemia (2020) no jugó, pero se mantuvo en actividad con la esperanza de que este 2021 tenía que darse su retorno.

Hoy, la realidad es diferente. Real Santa Cruz lo contrató y está impaciente por volver a la División Profesional. “Es un gran desafío para todos quienes estemos en la plantilla de jugadores. También quiero hacer historia con Real, un equipo muy querido en nuestro medio y que tiene en su vida institucional haber promocionado a buenos futbolistas y que por sus filas pasaron estrellas nacionales”, dijo.

Y señaló luego con firmeza: “Este año mostraré mi mejor versión en Real, voy a dar lo mejor que tengo para que volvamos a ver el nombre de esta institución en buenos sitiales de la tabla”. Los dirigentes le han dicho que pretenden que el primer plantel que están conformando pueda llegar a un torneo internacional. Y esto ya es un compromiso asumido por Saravia.

Consideró que es una buena decisión de la dirigencia haber contratado al argentino Néstor Clausen como director técnico del club. Dijo que ahora lo que corresponde es que el equipo dé pelea todo el campeonato, no solamente en partidos entre equipos cruceños, sino también cuando vengan los del interior del país.

“Me gustaría llevar la número 10, sería una gran responsabilidad para mí por el símbolo de esa camiseta y porque con ese número han jugado grandes estrellas en Real, como ‘Chichi’ Romero”, agregó Pity. Eso sí, reconoce que para ello primero debe trabajar mucho para luego ganarse un puesto entre los titulares del primer plantel.

El andar cansino, la pausa, el toque distinguido y el pase preciso. Cualquiera cree que es brasileño, pero no, es más camba que la yuca. Es ‘Vito’, aquel conductor de La Máquina Vieja, que hoy quiere conducir al expreso de El Pajonal.

Comentarios