Escucha esta nota aquí

La semana pasada, el Tribunal Superior de Apelaciones (TSA) de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) restó tres puntos a San José por incumplimiento de pago a los futbolistas Rodrigo Vargas, Ronald Segovia e Iván Vidaurre. En dicha oportunidad el secretario general de Futbolistas Agremiados de Bolivia (Fabol), David Paniagua, dijo a DIEZ, que la FBF dejaría sin efecto ese fallo debido a que existía un acuerdo para que el TSA no funcione, pero no lo hizo.

Esta situación molestó al secretario general de Fabol, quien hizo fuertes declaraciones en contra del presidente de la FBF, Fernando Costa, porque entiende que es él quien se opone a que dicho tribunal deje de funcionar.

Ya teníamos un acuerdo con el comité ejecutivo de la FBF para que no funcione este tribunal (TSA), pero recibimos la noticia de que el presidente (Fernando Costa) no quiere, entonces el comité ejecutivo demuestra que no tiene ningún peso y que el fútbol en este país lo maneja Costa como le da la gana, no respeta nada, no respeta  a su comité ejecutivo, no respetó la firma  con los 16 capitanes, no respeta el acuerdo que volvimos a suscribir cuando nos llamaron a La Paz...el presidente de la FBF no respeta absolutamente nada, es un tirano y los otros están sometidos a lo que él dice”, expresó Paniagua.

Fabol  argumenta que el TSA funciona de manera ilegal y por esa razón en reiteradas oportunidades se reunió con la dirigencia del fútbol nacional para dejar sin efecto dicho tribunal, pues considera que para resolver algún conflicto en el fútbol boliviano está el Tribunal de Resolución de Disputas (TRD) y el Tribunal Superior de Disciplina Deportiva (TSDD).

 Paniagua cree que la situación del club San José de Oruro es considerada bajo otros intereses.

El caso San José lo manejan de forma política, porque ya tendrían que haberlo hecho descender de categoría, porque por la demanda de Carlos Saucedo le quitaron tres puntos en enero, en abril seis puntos más y días después tenían que haberlo hecho descender, porque los seis puntos se los quitaron a fines de abril y hasta el 10 de mayo debió haber sido desafiliado si funcionaran las normas en este país”, agregó Paniagua.

Al mismo tiempo, aclaró que San José tendría que hacer un reclamo formal a la FBF e incluso presentar un Amparo Constitucional, para dejar claramente establecido que los últimos tres puntos que le quitaron no corresponden, porque el tribunal que resuelve eso no funciona legalmente.

“Como San José no tiene directorio, no tiene quién lo represente, no tiene absolutamente nada, no hace un reclamo ante la propia federación o en último caso presentar un Amparo Constitucional, porque ese tribunal es ilegal e inexistente y está actuando totalmente de manera irregular, pero no le importa al presidente de la FBF. Él (Costa) reconoce que es ilegal, que no fue legalmente conformado, pero igual lo hace funcionar porque le da la gana a él… Todo lo que hace el TSA es nulo de pleno derecho, pero es San José el que tiene que reclamar”, finalizó el ejecutivo de Fabol.

Comentarios