Escucha esta nota aquí

La Superliga argentina, que comenzará este viernes, contará con cerca de cien extranjeros entre los 24 equipos que participarán del certamen de primera división, entre ellos el italiano Daniele De Rossi, en el popular Boca Juniors.

El experimentado volante 'azzurro', de 36 años y con pasado en el AS Roma como único club, llega a Sudamérica para cumplir un deseo personal, el de jugar en el club 'xeneize' y en la Bombonera, extasiado por el relato de sus excompañeros argentinos sobre la mística de jugar en Boca.

Tras alejarse de su querida Roma con un total de 636 partidos y distanciado con los dirigentes, De Rossi acordó su vínculo con Boca, luego de varias charlas con su excompañero Nicolás Burdisso, actual manager del club.

"No podía terminar mi carrera sin jugar en Boca", apuntó De Rossi hace unos días, cuando comenzó su preparación física en Italia con la idea de darse el gusto de vestir la camiseta azul y oro en el epílogo de una extensa y exitosa trayectoria, con el título mundial de Italia en el Mundial de Alemania-2006 como punto máximo.

De Rossi es el nombre más reciente en el nutrido grupo de jugadores extranjeros que tiene Boca.

La nómina incluye a los colombianos Frank Fabra, Sebastián Villa y Jorman Campuzano, el paraguayo Junior Alonso, y el venezolano Jan Carlos Hurtado, mientras que el volante uruguayo Nahitan Nandez se alejará en breve para irse al Cagliari italiano.

Más de 40 uruguayos

Uruguay es el país que más jugadores aporta a la Superliga argentina, con más de 40 charrúas e Independiente como destino principal, pues allí actúan los arqueros Martín Campaña y Renzo Rodríguez, el lateral Gastón Silva y el volante Carlos Benavídez.

Detrás de Boca, el otro club abundante en presencia colombiana es su archirrival River, que cuenta con Juan Fernando Quintero, Rafael Santos Borré y Jorge Carrascal, además del uruguayo Nicolás de la Cruz y el zaguero paraguayo Robert Rojas.

Uruguay, Colombia y Paraguay son los principales 'proveedores' de jugadores del torneo argentino, mientras que Chile (7) ocupa el cuarto escalón y Venezuela crece con 4 nombres en la lista.

Hay, desde luego, espacio para procedencias infrecuentes como Dylan Gissi (Atlético Tucumán), nacido en Suiza, y Luis Leal, el delantero que llegó hace un par de años a Newell’s, proveniente de las islas Santo Tomé y Príncipe, así como otros dos nacidos en Estados Unidos, Matko Miljevic (Argentinos) y Joel Soñora (Talleres), hijo de un exlateral derecho de Boca oriundo de Dallas.

Comentarios