Escucha esta nota aquí

Son 16 los depósitos irregulares que salieron de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) entre febrero de 2019 y julio de este año y que fueron denunciados el 29 de octubre ante la Fiscalía General por clubes de la División Profesional (Oriente, Blooming y Guabirá), representantes de Futbolistas Agremiados de Bolivia (Fabol), comité ad hoc de la Asociación Cruceña de Fútbol (ACF) y algunos clubes de la misma asociación. 

En total, el dinero que salió de las arcas de la Federación llega a los $us 429.000, siendo los montos más altos, según la denuncia, los que fueron destinados a Pablo Salomón, expresidente de la Asociación Cruceña de Fútbol (ACF) y que guarda detención domiciliaria acusado de organización criminal, legitimación de ganancias, beneficios en razón del cargo y malversación. 

Por concepto de préstamos a la ACF, a solicitud de Salomón, la FBF giró dos cheques de $us 50.000 cada uno, el 20 de febrero de 2019. El primero a nombre de Lito Alaín Ramírez Jiménez y el segundo, de Tatiana Coca Vaca. El 29 de abril de ese mismo año salió un cheque de $us 100.000 girado a Lixia Martínez de Justiniano, suegra de Salomón y por concepto de “anticipo a cuenta de futuros ingresos de asociaciones”.

Según la documentación de la acusación, también la FBF le depositó dinero a la esposa de Salomón, Ana Karen Justiniano Martínez: $us 5.000 (24-12-19), $us 6.000 (19-5-20) y $us 3.000 (3-7-20). 

Otros desembolsos que dejan dudas son los dos montos a nombre de Jorge Ricardo Algarañaz Mercado, esposo de la hija del jefe de prensa de la FBF, Wálter Díaz. El primero (29-4-19) es de $us 100.000 y es por concepto de anticipo a cuenta de futuros ingreso de asociaciones. En el segundo (25-6- 19), de $us 20.000, dice en el descargo “a rendir asesoramiento”.

Entre los destinatarios de los depósitos también están los integrantes del comité ejecutivo de la Federación: Rolando Aramayo (Bs 34.800), Lily Rocabado (Bs 34.800) y Marcos Rodríguez (Bs 34.800). Los tres fueron realizados en la misma fecha, 24 de diciembre de 2019. El 24 de marzo de este año también hay una transferencia de $us 5.000 a nombre de Rodríguez, que pugna por el sillón presidencial de la FBF con Robert Blanco. 

Este último denunció que los integrantes del comité ejecutivo, e incluso él, recibieron  $us 5.000 el 24 de diciembre de 2019. Lo que no se explica es por qué no figura entre los denunciados. Jaime Cornejo, que también es parte del comité ejecutivo, tiene dos depósitos, el 4 y 16 de junio de 2020. Cada uno es de Bs 13.920.


Reacción
Noel Montaño, secretario general de la ACF, dijo que demandará a sus acusadores, pues aseguró que no tiene nada que ver con los hechos de corrupción. El dirigente figura en la lista de denunciados ante la Fiscalía General. Otro que también salió a defenderse fue Rolando Aramayo, del comité ejecutivo de la FBF, que afirmó que, si los otros acusados no reaccionan, él lo hará con demandas. Marcos Rodríguez dijo que espera pruebas, dejando a entender que ejercerá una acción penal por supuestas falsas acusaciones en su contra.

Otros desembolsos
El 22 de agosto de 2019 figuran dos desembolsos de $us 45.000 cada uno a Natalio Sanjinés. El primero es por concepto de “entrega de fondos a rendir” para realizar los pagos por anticipo a Auditores Gonzales y Asociados por la elaboración de las Auditorías Especiales de la FBF, de las gestiones 2015-2016-2017. 

En el segundo no se explica de qué es. En la denuncia también figura el supuesto sobreprecio en la compra de los 40.000 metros de terreno de la Casa de la Verde, que en siete meses de 2019 pasó de costar Bs 19.000 a Bs 19.516.000. Es decir, que su precio se elevó de Bs 0,48 a 487,9 el metro cuadrado.