Escucha esta nota aquí

La mañana del lunes Danny Bejarano sufrió un accidente de tránsito en Grecia y lo primero que informó la prensa de ese país fue que el boliviano tenía fracturas en el pómulo. Este martes, el padre del jugador informó a DIEZ, que luego de rigurosos exámenes se descartaron ese tipo de lesiones.

“Hablé con mi hijo hace unas horas, él se encuentra internado en una clínica, donde descartaron que tenga alguna fractura, pero sufrió muchos golpes en el pómulo, la mandíbula y el estómago”, dijo Marco Antonio Bejarano, padre de Danny.

El jugador de la selección boliviana y del club Lamia de Grecia, continuará internado en una clínica de la ciudad que tiene el mismo nombre que el club. No será por mucho tiempo, según su progenitor.

“Seguirá internado unos cuantos días más y luego le darán el alta para que continúe su recuperación en su casa. Gracias a Dios el accidente no tuvo consecuencias mayores”, agregó

El accidente ocurrió debido a que reventó una llanta del vehículo, en la ruta que une las ciudades de Termópilas e Itea. Danny iba acompañado de su esposa y su pequeño hijo de un año, quienes salieron ilesos del hecho, debido a que iban en el asiento de atrás. Inmediatamente la dirigencia de su club se movilizó para ayudar y apoyar a nuestro compatriota.

“Los dirigentes de su club se portaron muy bien, ellos se movilizaron e hicieron todo para que Danny sea atendido de la mejor manera posible, incluso el presidente en persona hizo gestiones”, reveló Marco Antonio Bejarano.

Señaló también que la familia de Danny en Santa Cruz se enteró de la mala noticia a través de una persona cercana a la familia, quien supo lo del accidente a través de los medios de comunicación.

La última participación de Bejarano en la selección nacional, fue en la Copa América de Brasil.

Comentarios