Escucha esta nota aquí

Los incidentes comenzaron a las 13:00 (hora boliviana) luego de que la Policía montara un operativo para delimitar la cantidad de personas que iban a ingresar a la capilla ardiente que se ha instalado en Casa Rosada para velar el cuerpo de Diego Armando Maradona, debido a que la familia del astro del fútbol había exigido que la ceremonia de despedida concluyera a las 15:30, lo que hacía imposible que los miles de seguidores de Maradona -que hacen fila- pudieran ingresar al edificio.

Este hecho, según informan los medios argentinos, consternó a un grupo de fanáticos que empezaron a trepar las rejas del edificio de la Casa Rosada. La situación se descontroló al punto de que la Policía tuvo que utilizar gas lacrimógeno en el interior del recinto y se tomó la decisión de suspender el velatorio.



La agencia de noticias AFP, informó que esta situación también obligó a que el féretro de Maradona sea cambiado de sala y, posteriormente, intervino el presidente del vecino país, Alberto Fernández, para que la familia acceda a extender la ceremonia de despedida hasta las 18:00; sin embargo, las puertas han sido cerradas temporalmente.

Una fuente allegada a la familia dijo a AFP que, en vista a la prolongación, es probable que el entierro "no sea hoy" jueves, ya que los planes eran que sea realizado antes del anochecer.

Los restos de Maradona, fallecido el miércoles a los 60 años, serán enterrados en un cementerio privado de la periferia norte de la capital argentina. 



Comentarios