Escucha esta nota aquí

El presidente de Destroyers, Carlos Blanco, manifestó a DIEZ que estudia la posibilidad de acudir al Tribunal Supremo Federal de Suiza, una vez que el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS, por sus siglas en francés) rechazó este viernes la apelación del club cuchuqui.

Destroyers había interpuesto dicho recurso, porque en el último congreso de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) se decidió que no ascienda directamente a la División Profesional, cuando existía un acuerdo firmado en enero de 2020 para que el club cruceño retorne al profesionalismo sin jugar la Copa Simón Bolívar.

 La verdad que no nos ha llegado nada oficial, nos hemos enterado del supuesto fallo de manera informal. Es raro que el fallo haya salido este viernes cuando los alegatos, vía Zoom, habían sido hasta las 21:00 (HB) del jueves. Dichos alegatos tuvieron una duración de aproximadamente 12 horas y ahí la FBF presento como testigos a un personero de Real Santa Cruz, otro de Aurora y otro de la misma FBF”, explicó Blanco.

Blanco espera que en las próximas horas le llegue la información oficial, pero ya piensa en un nuevo recurso para seguir en su intento de retornar a la División Profesional.

“Si el fallo es realmente como lo ha filtrado la FBF, quiere decir una vez más que hay una mano negra en todo esto, pero yo voy a seguir, mientras haya instancias tenemos que seguir, tengo entendido que se puede recurrir al Tribunal Superior Federal de Suiza y si es así insistiré para que se haga justicia, porque nosotros no le pusimos una pistola en el pecho a los presidentes de los clubes para que firmen ese documento en el que decía que en 2021 Destroyers volvería a la División Profesional”, agregó Blanco.

Sobre las cifras, el titular del club cuchuquí revelo que recurrir al TAS le costó más de 100.000 dólares. “A Destroyers le correspondía pagar a 25.000 y a la FBF la misma cantidad, pero nosotros pagamos la parte de la FBF, porque ellos no desembolsaron su parte; más los impuestos se hicieron 54.000 dólares, a eso hay que sumar el pago a los abogados y con eso pasamos los 100.000 dólares”, aseveró.

Comentarios