Dinamarca, que tiene 1 solo punto, le arrebataría a Australia (3) la segunda plaza del grupo en caso de salir victorioso de su duelo del miércoles (11:00)

29 de noviembre de 2022, 9:23 AM
29 de noviembre de 2022, 9:23 AM


Semifinalista de la pasada Eurocopa, Dinamarca está obligada a ganar el miércoles a Australia para hacerse con un boleto a los octavos de final de Qatar-2022, aunque para ello también tendrá que mirar de reojo al otro choque del Grupo D.

Dinamarca, que tiene 1 solo punto, le arrebataría a Australia (3) la segunda plaza del grupo en caso de salir victorioso de su duelo del miércoles (11:00) en el estadio Al Janoub (44.325 asientos).

En paralelo se jugará el otro partido de la llave entre la ya clasificada Francia (6) y Túnez (1), que todavía puede avanzar si gana a los 'Bleus' por más goles de ventaja que un eventual triunfo danés.

A Australia, por su parte, le sirve tanto una victoria ante el equipo nórdico como un empate siempre que Túnez no gane a Francia.

Para poder sacar la calculadora, Dinamarca tendrá que encontrar la forma de lograr su primera victoria en Qatar, donde hasta ahora se tuvo que conformar con un empate 0-0 ante Túnez y una derrota 2-1 ante Francia, tumbada por un doblete del estelar Kylian Mbappé.

El equipo que lidera el talentoso Christian Eriksen, de regreso al máximo escenario tras el paro cardíaco que casi le cuesta la vida hace un año en la Eurocopa, aguantó el marcador a cero en la primera mitad ante los vigentes campeones y llegó a empatar 1-1 con un cabezazo del central barcelonista Andreas Christensen.

Pero a cuatro minutos del tiempo reglamentario, Mbappe cazó un centro de Antoine Griezmann para sellar la clasificación de francesa y obligar a Dinamarca a salir a ganar en la última jornada si quiere regresar a los octavos, fase en la que cayó en 2018 en penales ante la después subcampeona Croacia.

En sus seis participaciones mundialistas, Dinamarca solo ha caído en una ocasión (2010) en la fase de grupos.

- El ejemplo de la Euro -

En la memoria de la selección escandinava hay un recuerdo que les brinda optimismo, el de la Eurocopa del año pasado.

Dinamarca comenzó perdiendo ante Finlandia y Bélgica, pero un triunfo en el tercer partido fue suficiente para lograr el segundo lugar del grupo y después acelerar hasta las semifinales incluso con la ausencia de Eriksen, que en Catar necesita más apoyo de sus compañeros de la ofensiva.

"No puedes esperar solo apretar un botón y marcar muchos goles", señaló el entrenador Kasper Hjulmand. "Pero también teníamos cero puntos tras los dos primeros partidos de la Eurocopa, así que aún tenemos esperanza".

Esperamos volver a la senda de la victoria y ganar el próximo partido, pero tenemos un gran respeto por Australia", subrayó.

Australia, de su lado, ya conoce la victoria en Qatar con su triunfo 1-0 a Túnez, que le concede más margen de maniobra para el miércoles. 

Los 'Socceroos', que también se habían avanzado en el marcador ante Francia, pero acabaron goleados 4-1, resistieron esta vez el acoso lanzado por Túnez tras el gol del delantero Mitch Duke.

Ahora están a un solo punto de entrar entre las mejores 16 selecciones e igualar su mejor resultado en un Mundial, logrado por la gran generación de su país que lideraron Mark Viduka, Harry Kewell y Tim Cahill en 2006.