Escucha esta nota aquí

En la órbita de Oriente dos viejos conocidos suenan para convertirse en el próximo técnico del primer plantel, que por ahora está dirigido por Luis Marín Camacho. Se trata de los argentinos Ángel Guillermo Hoyos y Pablo ‘Vitamina’ Sánchez, ambos con pasado en el banquillo albiverde y que son del gusto del nuevo presidente del club, Ronald Raldes. Aunque no son los únicos, ya que las carpetas de entrenadores que ofrecen los representantes son muchas en San Antonio.

La actualidad de Sánchez es que dirige a Deportes Iquique, pero no está bien en el torneo chileno de primera división; mientras que Hoyos no está trabajando por estos días. El último plantel que dirigió fue el Atlas, del fútbol mexicano.

La contratación del nuevo técnico no es algo inmediato, pero sí urgente para la nueva dirigencia de Oriente, que asumió el sábado pasado tras las elecciones del club. Este martes por la mañana, Raldes dijo que se tomarán el tiempo necesario para decidir quién se hace cargo del plantel, que por ahora está al mando de Luis Marín Camacho, que es el entrenador de la reserva.

A pesar de que Raldes no quiso mencionar los nombres que están analizando, se sabe que hay dos nombres que suenan fuerte y que ya saben del mundo Oriente, pues en su currículum tienen un paso como DT del plantel refinero; es más, ambos son bien conocidos por el ahora titular del club.

Vitamina Sánchez llegó a dirigir Oriente en la temporada 2009. Había sido compañero de Raldes en Rosario Central, por lo que el excapitán fue consultado por el joven técnico argentino, que hasta ese entonces llevaba dos años en su nueva profesión tras retirarse como futbolista.

El Oriente de Sánchez jugaba bien, gustaba y estuvo cerca del título en el Apertura, pero en la recta final se cayó y acabó en el cuarto lugar. En el Clausura de ese año, Sánchez terminó en el tercer puesto y de ahí Vitamina renunció para marcharse al fútbol donde sigue hasta hoy. Dirigió a Universidad de Concepción, O’Higgins, Everton y este año comenzó al mando de Deportes Iquique.

Los resultados del equipo de Vitamina no son buenos, pues su equipo se encuentra en la duodécima posición, en la primera rueda (14 fechas se disputaron en el primer semestre); sin embargo, tiene contrato vigente y será muy complicado dejar Chile, salvo que la oferta sea muy buena.

En el caso de Guillermo Hoyos, también es un conocido por Raldes, pues el argentino lo dirigió en el torneo Apertura de 2016 y también en la selección nacional. La forma de trabajar del entrenador, que estuvo en las divisiones de base del Barcelona, tuvo una buena aceptación por parte de los futbolistas y también de los dirigentes. En su idea de juego era arriesgado, pues atacaba bastante, pero también daba muchas ventajas en la defensa.

El trabajo de Hoyos fue valorado, pues luego de tres meses en Oriente, la dirigencia de la Federación Boliviana de Fútbol lo contrató para que se haga cargo de la selección absoluta, la que dirigió desde agosto hasta diciembre, tiempo en el que no encontró la mejor predisposición para mejorar las condiciones del plan que tenía en mente.

En diciembre de 2016 renunció y se fue a Universidad de Chile, club al que llevó a ganar un título nacional en el primer torneo que dirigió (Apertura de 2017). Estuvo dos temporadas en el equipo azul y se fue contratado por el club Atlas de México por un año.

Por ahora, Ángel Guillermo Hoyos no está dirigiendo y se encuentra en España, donde radica con su familia desde hace varios años.

Más allá de que no se ha referido al tema, Raldes sabe la forma de trabajar de Hoyos, por lo que está entre uno de sus preferidos porque el argentino apunta a desarrollar y potenciar la labor en las divisiones inferiores, un asunto clave en el proyecto del nuevo directorio refinero.

De cualquier manera, no será fácil para la dirigencia de Oriente poder contar con Sánchez, que está atado con Deportes Iquique, ni tampoco con Hoyos, pues es un entrenador costoso en la parte económica.

Por ahora, el tema deportivo está en manos del vicepresidente Álvaro Velasco y de Raldes, pues quién más que él para saber de este tema, luego de estar más de una década jugando en el exterior.

Aunque hace algunos días se había mencionado que había técnicos nacionales en la mira, tampoco hubo contacto con alguno de los que están sin equipo en este momento, los cuales son pocos en el circuito profesional.

Cualquiera sea el elegido, hay una premisa en el nuevo directorio de Oriente y es que el entrenador que llegue tiene que tener un contrato a mediano o a largo plazo, pues no quieren seguir la dinámica de las anteriores gestiones dirigenciales.

Comentarios