Escucha esta nota aquí

El presidente de Colombia, Iván Duque, pidió este viernes que la Conmebol reconsidere su propuesta de aplazar la Copa América que el país iba albergar junto a Argentina desde el 13 de junio, que el ente sudamericano rechazó.

En medio de un estallido social que deja decenas de muertos en casi un mes de protestas, el gobierno colombiano solicitó el jueves postergar la Copa hasta "finales de año", cuando un eventual levantamiento de las restricciones impuestas por la pandemia permitiría recibir público en los estadios.

"El éxito de estos torneos empieza a darse con la apertura del aforo. Yo quisiera que la Conmebol tenga una última reflexión pensando en el fútbol", insistió el mandatario en una entrevista con la televisora Red Más.

La Conmebol considera "imposible" aplazar el torneo "por razones relacionadas al calendario internacional". Y anunció que relocalizará los partidos que iban a disputarse en Colombia.

Duque sostuvo que "la Conmebol debe dar alternativas" para sacar adelante el torneo en otra fecha.

Multitudinarias protestas antigubernamentales dejan al menos 42 muertos y centenares de heridos en medio de una dura represión de la fuerza pública. 

La semana pasada, el encuentro de Copa Libertadores entre América y Atlético Mineiro de Brasil, en Barranquilla, fue suspendido varias veces por los lacrimógenos empleados para dispersar a los manifestantes en los alrededores del estadio Romelio Martínez.

El gobierno niega que la situación de orden público haya influido en el fallido pedido para aplazar la Copa América.

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, señaló días atrás que su país estaría dispuesto a recibir los partidos si Colombia desistía de ser una de las dos sedes.

Según el ministerio de Defensa colombiano, 37 bloqueos interrumpen actualmente la movilidad y el abastecimiento de varias ciudades. Los manifestantes no tienen una agenda o liderazgo único pero coinciden en la exigencia de una reforma a la policía y mayor equidad social. 

El gobierno negocia con un sector de la protesta, pero los diálogos no han prosperado y hay convocatorias para nuevas movilizaciones la próxima semana.  

Argentina, por su parte, enfrenta su peor ola de contagios por covid. El virus obligó a imponer un confinamiento estricto de nueve días a partir de este sábado y planea sobre la Copa América 2021. 

Comentarios