Escucha esta nota aquí

El autor del lanzamiento de botella que impactó en Dimitri Payet y que llevó a la suspensión del Lyon-Marsella del pasado domingo fue condenado este martes a seis meses de prisión, que solo cumplirá si comete otro delito en un plazo de cinco años.

El aficionado tampoco podrá acceder al estadio del Lyon durante cinco años.

Juzgado de manera inmediata, la fiscalía había reclamado seis meses de prisión firme para sancionar el acto cometido por el condenado.

Este fue el último de una serie de actos violentos en el fútbol francés que ya han provocado la suspensión de varios partidos esta temporada en la Ligue 1.

Ante esta situación, el ministro del Interior Gérald Darmanin anunció este martes que el gobierno presentará "en 15 días" medidas para mejorar la seguridad en los estadios.

"Hemos acordado trabajar conjuntamente sobre cuatro aspectos", explicó Darmanin tras una reunión con responsables de varios clubes, de las instancias del fútbol francés y los ministros de Justicia y de Deporte.

El encuentro abordó la prohibición de acceso a hinchas violentos, la cuestión de cómo garantizar la seguridad de los estadios y de los vigilantes privados, así como el proceso para decidir la suspensión de un partido en curso.

Comentarios